MENÚ
martes 20 noviembre 2018
14:42
Actualizado
  • 1

Monarcas contra viento y marea

La lluvia, que cayó de manera intermitente, marcó el recorrido de Melchor, Gaspar y Baltasar por Andalucía, donde Córdoba se quedó sin cabalgata debido a las inclemencias del tiempo. Hoy recibirán a los niños en el Ayuntamiento

  • La comitiva de Sevilla salió del Rectorado de la Universidad media hora más tarde de lo previsto, aunque las inclemencias del tiempo no anularon la ilusión
    La comitiva de Sevilla salió del Rectorado de la Universidad media hora más tarde de lo previsto, aunque las inclemencias del tiempo no anularon la ilusión
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de enero de 2016. 15:31h

Comentada
Sevilla. 6/1/2016

Pese a las inclemencias meteorológicas, los Reyes Magos recorrieron ayer las ciudades y pueblos de Andalucía para repartir ilusión a los más pequeños y también a los mayores. La lluvia, que cayó de forma dispar por toda la comunidad autónoma, fue la protagonista de una tarde en la que las familias apuraron al máximo en casa para salir luego al encuentro con Melchor, Gaspar y Baltasar, alrededor del tradicional roscón de reyes y con las miras puestas ya en la mañana de hoy. Las escenas más tristes se vivieron en Córdoba, donde finalmente se suspendió la cabalgata ante las previsiones de fuertes precipitaciones. Uno de las motivos que esgrimieron los organizadores fue la gran cantidad de aparatos eléctricos que estaban instalados en las carrozas, que podrían originar algún percance si se mojaban. Por ello, Sus Majestades recibirán hoy a los niños en el hall del Ayuntamiento desde las 10:00 hasta las 14:00 horas, momento en el que se entregarán los regalos, caramelos y juguetes que se iban a lanzar durante el recorrido.

En Sevilla, la salida del cortejo se demoró media hora debido a los chubascos. El desfile arrancó desde el Rectorado de la Universidad a las cinco de la tarde a toda velocidad, con los niños cubiertos con chubasqueros pero con la ilusión intacta. Las 33 carrozas, diez con un nuevo diseño, recorrieron la Ronda Histórica y se adentraron por el centro para llegar luego a Triana y Los Remedios. Los números dan cuenta de la envergadura del cortejo y del dispositivo de seguridad y limpieza: 100.000 kilogramos de caramelos –80 por ciento de los mismos blandos y en bolsitas–, 600 beduinos, ocho bandas de música y 1.500 efectivos de Policía Local, Bomberos, trabajadores de la empresa de autobuses Tussam y de limpieza Lipasam y Protección Civil. Como curiosidad, el Rey Baltasar fue encarnado por José Castro, presidente del Sevilla FC, equipo que se enfrentará hoy al Real Betis en un nuevo derbi, esta vez de Copa del Rey.

En Málaga, la cabalgata partió pasadas las 17:30 horas desde el Ayuntamiento con una comitiva integrada por catorce carrozas, dos más que el año pasado, que repartieron durante todo el recorrido unos 12.000 kilos de caramelos sin gluten. El desfile, en el que participaron más de veinte pasacalles y grupos de música que sumaron unas 1.500 personas, sin contar efectivos de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil, completaron un recorrido que se modificó debido a las obras del Metro en el centro de la ciudad.

En Granada, que cuenta con una de las cabalgatas más antiguas de España y que repartió 15.000 kilos de caramelos, el Ayuntamiento decidió acortar el recorrido previsto inicialmente para las veintiuna carrozas del cortejo ante el riesgo de lluvia, que cayó de manera intermitente desde primera hora de la tarde. La comitiva partió sobre las 17:30 horas de Gran Capitán y continuó por las calles de San Juan de Dios, plaza del Triunfo, Gran Vía de Colón y Reyes Católicos, hasta llegar a la plaza del Carmen, donde el alcalde, José Torres Hurtado, recibió a Melchor, Gaspar y Baltasar.

En Cádiz, un intenso chaparrón obligó a retrasar más de media hora la salida de las cinco carrozas, que estuvieron acompañadas de varias agrupaciones musicales y de animación. El cortejo repartió 6.000 kilogramos de caramelos aptos para celíacos, así como peluches, en un recorrido que fue vallado en su totalidad para garantizar la seguridad de los asistentes.

Por su parte, la cabalgata de Huelva llevó, por primera vez en su historia, una carroza adaptada para una persona con discapacidad: Iván Garzón, un niño de 10 años elegido el pasado 10 de noviembre alcalde infantil de la ciudad, una figura cuya participación en el cortejo también se estrenó este año. La de Garzón fue una de las trece carrozas que conformaron esta cabalgata, que rindió un especial homenaje al pintor onubense José Caballero, Premio Nacional de Artes Plásticas en 1984, del que este año se celebra el centenario de su nacimiento.

En Almería, la cabalgata, que salió sobre las 19:00 horas, contó con doce carrozas y un séquito de unas quinientas personas que repartieron 12.000 kilos de caramelos durante el desfile, en el que también participaron animales, como camellos, elefantes, ocas, caballos y burros.

En Jaén, la lluvia intermitente y el viento llevaron a la organización a retrasar la salida, que se produjo finalmente a las 20:00 horas. Más de 770 personas participaron en el cortejo, que repartió 5.400 kilos de caramelos.

Últimas noticias