Moreno: «Díaz manda a hooligans a negociar, nos insulta y nos pide apoyo»

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha criticado la "lentitud y pasividad"de la presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, para acordar su investidura y ha denunciado su forma de dialogar: "Manda a negociar a unos hooligans, nos pega una patada en la espinilla, nos insulta y nos pide que la apoyemos".

Moreno, que hoy ha visitado Osuna (Sevilla) junto al candidato a la alcaldía, Miguel Ángel Arauz, ha dicho a los periodistas que a Díaz "le hace falta un curso intensivo y rápido sobre negociación"y ha cuestionado qué entiende la presidenta regional por buscar el consenso cuando manda a "hooligans"(hinchas violentos).

Ha hecho hincapié en que le corresponde a Díaz la responsabilidad de formar gobierno y ha avisado de que "están pasando los días"y él ve "cierta pasividad"a la hora de establecer los contactos y de formar ese Ejecutivo.

Por ello, le ha pedido "encarecidamente"que "se ponga a trabajar personalmente y se acerque a los cinco grupos parlamentarios para buscar esa mayoría suficiente que garantice su Gobierno".

"Tiene que coger el toro por los cuernos, no puede pasar los días y las semanas echándole la culpa a los demás", ha agregado Moreno, quien cree que Díaz "no puede estar sentada en el Palacio de San Telmo esperando a que vayan allí a resolverle el problema".

Ha explicado que para que su partido negociara una abstención en la investidura se debería producir "un cambio de actitud"de Díaz "que supone hablar, escuchar, dialogar", así como acordar medidas a favor del empleo, incluida la reforma fiscal que propone el PP y un plan de reindustrialización, y "erradicar la corrupción"con una comisión de investigación de los cursos de formación y "medidas de transparencia"para que no haya nuevos fraudes.

Moreno ha dicho que "depende"de Díaz que la investidura sea posterior a las elecciones municipales porque "ella es la que tiene que mover pieza", aunque ha recordado que además de con el PP puede entenderse también con Podemos o Ciudadanos.

Sobre el respeto a la lista más votada, Moreno ha insistido en que su partido lo basa en no hacer ningún movimiento alternativo a quien ha ganado las elecciones y ha manifestado que "no puede ser sensato y coherente respetarla en las autonómicas y que no sea respetado en las municipales".

Sin embargo, ha añadido que si el PSOE está de acuerdo en ese principio, que pusieron como una de las condiciones para negociar, sí se podría alcanzar un acuerdo para "facilitar siempre que lo preferido por los ciudadanos sea lo que gobierne".