MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
21:26
Actualizado
  • 1

Muchedumbre idiotizada

Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de agosto de 2018. 19:58h

Comentada
Lucas Haurie.  Sevilla. 22/8/2018

Dos ciudadanos en libertad provisional, convictos (en sentencia recurrida) de un delito en cuya víctima no han detectado media docena de forenses ni psiquiatras secuela alguna, fueron «escrachados» en una piscina municipal hasta la frontera del linchamiento. El Ayuntamiento de Palomares, lejos de execrar el comportamiento de la turbamulta, vengativo e infame, se ha sumado a la muchedumbre exaltada. El viejo chiste: «Ayer vi a tres chorizos dándole una paliza al chaval e intervine». «¿Y qué pasó?» «Que entre los cuatro lo reventamos». Hace dos semanas, un ciudadano excarcelado después de cumplir menos de un año de condena por la treintena larga de asesinatos que cometió, muchos de ellos de niños de corta edad, celebró su recobrada libertad en el local regentado por la formación política que gobierna en Lasarte sin que ni la Policía Municipal ni la Ertzaintza retirasen una pancarta de bienvenida de sus vecinos y otra injuriosa hacia sus víctimas, a las que se acusaba de venalidad. Meses atrás, el estreno de la teleserie «Fariña» (basada en el libro homónimo de Nacho Carretero) coincidió con la enésima detención del narcotraficante Sito Miñanco, quien jamás abandonó sus actividades criminales que dirigía desde un aparcamiento de concesión pública que las autoridades le habían procurado para facilitar su reinserción: un batallón de políticos saltó a la palestra para resaltar el «pago de su deuda con la sociedad» del hombre que inundó España de cocaína y de los delitos que le vienen asociados. Son tres historias sin aparente relación, sí, pero que señalan la bajísima calidad de nuestra democracia y el lamentable nivel cultural de una población idiotizada por la telebasura.

Últimas noticias