MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
03:49
Actualizado

Buenas expectativas en cantidad y calidad de las DO de la Región para la vendimia de este año

Ribera de Duero y Rueda esperan una gran cosecha pero será más moderada en Tierras de León

  • Un peregrino atraviesa los viñedos de la DO de Vinos del Bierzo, en Ponferrada
    Un peregrino atraviesa los viñedos de la DO de Vinos del Bierzo, en Ponferrada / César Sánchez/Ical
Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de agosto de 2018. 20:14h

Comentada
S. Felipe.  Valladolid. 12/8/2018

Las DO de Castilla y León tienen unas buenas expectativas para la vendimia de este año en cantidad y calidad y la recogida vendrá marcada este año, en términos generales, por la «normalidad». Las plantas están sanas, pese a la humedad, por los tratamientos acometidos, y las fechas de inicio de recogida de la uva y las cantidades recuperarán en términos generales su tónica habitual, después de la excepcionalidad que se vivió el año pasado como consecuencia de la sequía y de las heladas que afectaron a las plantaciones, en especial en algunas zonas de la Comunidad.

Con las particularidades y expectativas propias de cada zona vinícola de Castilla y León, las previsiones apuntan al optimismo, con cantidades de uva que se estima que recuperarán los valores normales, después de la caída casi generalizada que se vivió el año pasado. Una situación generalizada salvo en la zona de los vinos Tierra de León, donde se apunta a la recogida este año del 55 por ciento de la uva de una campaña normal por el daño que el hielo ocasionó en 2017 a las plantas, que no estarán totalmente recuperados hasta dentro de dos o tres ejercicios.

En el resto de denominaciones de origen de Castilla y León, la tendencia es positiva. Aunque optó por la cautela y prefirió no dar datos siguiendo la tónica de la entidad, el presidente de la DO Ribera de Duero, Enrique Pascual, reconoció que la previsión de vendimia de este año «tiene buena pinta» y se espera «buena calidad». Sin embargo, Pascual reconoció que aún «queda mucho» para el inicio de la recogida que, dependiendo de la climatología de lo que resta de agosto y del mes de septiembre, se prevé que arranque a principios de octubre, informa Ical.

También en la DO Rueda se espera una cosecha «buena en cantidad» si bien su presidenta, Carmen San Martín, consideró que aún es «prontísimo» para hacer valoraciones más concretas, aunque la estimación “es buena”. Por ahora, es posible afirmar que el viñedo «trae muestra», aunque abogó por la cautela antes de avanzar producciones «más estables» y fechas «más habituales» teniendo en cuenta la excepcionalidad que se vivió el año pasado, cuando se vivió la vendimia más temprana desde que se tienen registros de entrada de la uva.

En El Bierzo se calcula que la recogida dará comienzo entre los días 7 y 8 de septiembre con unas buenas previsiones al igual que en la DO Cigales, donde se estima este año una cosecha de 6,7 millones de kilos de uva.

Las previsiones más negativas se tienen en la DO Tierra de León, donde se estima la recogida de un 55 por ciento de producción respecto a una vendimia normal, debido a que muchas de las viñas continúan sufriendo los daños del hielo del año anterior.

Desde la Tierra del Vino, su director técnico Javier Aparicio, apunta que la uva se encuentra bastante «sana» y que se estima una recogida de entre 800.000 y 900.000 kilos.

Mientras en la DO Arlanza se augura que se puede recoger una cosecha de entre 800.000 kilos y un millón, ya que las lluvias caídas en primavera han tenido un efecto beneficioso.

Por último, en la DO Arribes se espera una campaña «muy normal» con una cosecha alrededor del millón de kilos. Si el año pasado fue «atípico» por las heladas y la sequía, este año lo ha sido por el calor y las lluvias.

Últimas noticias