Castilla y León Televisión quiere poner de moda la Formación Profesional

El consejero de Educación, Fernando Rey, y el director general de RTVCyL, Eduardo Álvarez, presentan el atractivo programa «Escuela de Emprendores» que inicia su andadura

Poner de «moda» la Formación Profesional en Castilla y León y despejar las dudas de esa «dura asignatura» que es el emprendimiento es el objetivo del programa «Escuela de Emprendedores», que arrancó la pasada noche en el canal siete de CyLTV de la mano de la Consejería de Educación y la Empresa Familiar.

Con la colaboración también de BBVA, cada uno de los trece programas previstos de esta Escuela de Emprendedores convertirá el plató de CyLTV en una clase de FP muy especial, ya que cuarenta alumnos conocerán en cada uno de los casos la experiencia de éxito de un empresario de la Comunidad, que resolverá dudas prácticas sobre cómo ser emprendedor.

Se trata de acercar «el mundo de la empresa a los estudiantes de FP de la Comunidad», ha referido en rueda de prensa el director general de RTVCyL, Eduardo Álvarez, en programas de 45 minutos que se emitirán en dos tandas, la primera hasta final de curso, en julio, y la segunda en septiembre, ya con el nuevo periodo lectivo.

La iniciativa, gestada entre el medio de comunicación y la Consejería de Educación, es «un programa sensacional», en palabras del titular de ese departamento de la Junta, Fernando Rey, y ayudará a «poner la FP de moda», ya que el «aprecio ciudadano fluctúa», con todavía prejuicios sobre esta modalidad educativa. «Es más fácil desintegrar el átomo que los prejuicios», ha sostenido Rey parafraseando a Einstein, y que ha defendido la FP actual como «un itinerario exitoso, con un nivel de calidad alto», con un cincuenta por ciento de sus estudiantes con empleo, tras concluir los estudios, en el primer año, y en algunas familias en el cien por cien, informa Efe.

Ha apostado por incidir en la FP dual, que se está implantando en España con «más ruido que nueces, con menos de trescientos estudiantes en Castilla y León, que pasan un año en una empresa, que pasa a ser actora en el modelo. Rey ha recordado que en algunos países el paso de la FP a la Universidad en los niveles superiores va en las dos direcciones, en esa «dulce condena de aprender toda la vida», con un modelo laboral que se articula en varios trabajos, varias funciones, varios países y varios idiomas, donde la «creatividad» es un requisito para «no quedarse atrás».

La otra pata de este programa son los empresarios, cuyo elenco de colaboradores ha facilitado la Empresa Familiar de la Comunidad, según ha explicado su presidente José Miguel Isidro, responsable también de Europac, para quien lo de ser emprendedor es algo genético, no se aprende, ya que hay «gente con aversión al riesgo».

Eso sí, «a la gente emprendedora hay que darle facilidades», ha sostenido el empresario, que ha destacado como nicho de negocio todo lo que tiene que ver con el mantenimiento de las empresas y que ha advertido de que el emprendimiento «no es una alternativa a la falta de empleo, no es la salida».

«Escuela de Emprendedores» también se desplazará a los centros educativos y a las empresas implicadas, para conocer desde dentro el día a día y los protocolos de trabajo.

El primer empresario en pasar por esta peculiar empresa fue el responsable de Cascajares, Alfonso Jiménez, al que seguirán Roberto García, de Castilla Termal, Darío Bengoechea, de Unikme, Tomás Castro de Proconsi, Gines Clemente de Aciturri o Benito Tejedor de Postquam, entre otros. Desde BBVA, su directora territorial del noroeste, Yolanda Martínez-Bajo, ha enmarcado esta colaboración en «una forma diferencial de hacer banca responsable» y para generar emprendimiento.

Por otra parte, Fernand Rey ha supeditado que haya carreras de tres años en grados ya existentes a que se pongan de acuerdo todas las universidades que imparten estas materias, para que no «exista competencia entre ellas». De esta manera, el próximo curso no habrá ninguna universidad de la Comunidad que imparta carreras de tres años, frente a las cuatro actuales, a diferencias de los anunciado por instituciones académicas de otras autonomías.