El Ayuntamiento mete prisa para que la calle Vitoria vuelva a su estado original

El alcade de Burgos urge a las empresas a empezar cuanto antes los trabajos

BURGOS- La capital burgalesa recupera poco a poco la normalidad y va olvidando cada día los incidentes en el barrio de Gamonal. Y lo hace, o trata de hacerlo a pesar de que la oposición socialista no para de pedir la dimisión del alcalde por su gestión de estos altercados y por haber «falseado», dicen, la declaración de sus bienes, y a pesar, también, de que la asamblea vecinal ha apuntado su intención de seguir realizando movilizaciones y dinamizando la participación y las actividades culturales en el barrio. Pero mientras todo esto ocurre, el Ayuntamiento de Burgos sigue trabajando para devolver a la calle Vitoria su estado original y anterior a los preparativos del proyecto, en el que tan sólo se llegaron a trabajar dos días. Ayer, miembros del Ayuntamiento de Burgos se reunieron con los representantes de las empresas adjudicatarias del polémico bulevar de la calle Vitoria que no verá la luz, para analizar los trabajos de reposición que ahora hay que llevar a cabo en esta calle.

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, confía en que estas obras de restitución no se demoren mucho en el tiempo para que la calle pueda recuperar su estado original anterior a las obras más pronto que tarde.

Plan de obra

De momento ya se ha instalado el vallado de seguridad alrededor de la calle, y sólo la falta de una autorización formal del plan de obra ha retrasado el inicio de los trabajo en la jornada de ayer. Por ello, se ha dado orden a los servicios del Ayuntamiento para que agilicen todos los trámites administrativos necesarios para que se pueda empezar ya la recuperación de esta popular calle del barrio de Gamonal.

Respecto a la fecha del pleno extraordinario solicitado por el Grupo Socialista en el Ayuntamiento para analizar las consecuencias del conflicto de Gamonal, el portavoz municipal, Ángel Ibañez, avanzaba ayer que aún no hay una fecha decidida.