Historia

El Palacio de Gaudí de Astorga refuerza su proyección cultural y turística

La localidad leonesa de Astorga puede presumir de contar con uno de los tres únicos edificios que el prestigioso arquitecto de Reus, Antonio Gaudí, llevó a cabo fuera de Cataluña: el Palacio Episcopal, que junto al Edificio Botines, en León, y El Capricho, en la localidad cántabra de Comillas, conforman este mágico trío arquitectónico.

El Palacio Episcopal de Astorga cumple cien años desde su puesta en marcha y tanto la Consejería de Cultura y Turismo como la Diócesis de Astorga colaborarán juntas para dar lustre a esta efeméride como se merece. Así, la consejera Alicia García se desplazaba ayer hasta la capital maragata para firmar con el obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, un acuerdo que tiene como finalidad reforzar la proyección cultural y turística de este Palacio de estilo neogótico situado junto a la Catedral de Astorga. Para empezar, este verano, y con un presupuesto de 200.000 euros, está previsto que comiencen las obras de restauración del edificio. Trabajos que consistirán en el acondicionamiento de bajo cubierta, el saneamiento de las terrazas así como su consolidación para evitar humedades y la reparación de las bóvedas del Salón del Trono. «El Palacio Escondido» es el nombre que se le ha dado a este ambicioso proyecto que contempla también diversas actividades culturales y turísticas, como visitas guiadas al edificio y a las obras en los horarios habituales de apertura del Palacio; visitas guiadas singulares a lugares no visitables hasta ahora y que se pondrán en marcha conforme avancen los trabajos de adaptación y acondicionamiento de los diferentes espacios. También se celebrarán eventos de todo tipo en el interior del Palacio y que se desarrollarán en las zonas no afectadas por el valor patrimonial de los objetos, como conciertos para grupos reducidos o la proyección de películas de cine de la época. Además, se potenciará el entorno del Palacio mediante actividades de cine al aire libre en los jardines del Palacio, conciertos de verano y otras actividades en el exterior. Para los niños se organizarán talleres de arquitectura y artesanía, que se desarrollarán gracias a la relación que se abrirá con el cercano Alfar-Museo de Jiménez de Jamúz. Para adultos, también se crearán unos talleres de la historia de la arquitectura en los que se podrá repasar la evolución de la arquitectura.

Una página web ofrecerá información detallada y actualizada de la evolución de las obras y de la programación de actividades. También se creará una aplicación informática para dispositivos móviles interactiva para la visita al edificio.