Castilla y León

El PP clama contra los Presupuestos: «Atacan de frente a la clase media»

Ciudadanos, por su parte, los ve «irreales e imposibles», y Podemos, socio de Gobierno de Sánchez, dice que sitúan a la Región «a la cola»

Tras conocerse el pasado lunes que a Castilla y León le corresponden 1.090 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Gobierno, el PSOE pedía al líder del PP en esta Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, que pidiera disculpas por haber criticado, sin conocerlas, unas Cuentas que, según los socialistas, devuelven la dignidad a los castellanos y leoneses.

Publicidad

Pero el presidente del PP no sólo no ha pedido perdón por sus críticas del domingo, sino que ayer se reafirmaba en ellas e iba incluso un poco más allá al asegurar que el proyecto presupuestario presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez «es un ataque frontal a la clase media de Castilla y León». «Son una mentira y vuelven a las viejas recetas de Zapatero: más gasto público, más impuestos y, por ende, más paro», aseguraba Fernández Mañueco, antes de reunirse con el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, quien, por su parte, afirmaba que estas Cuentas «se están riendo de los burgaleses». Al respecto, Lacalle denunciaba que se olvidan de la reapertura del tren directo entre Madrid y Burgos por Aranda de Duero o de la reindustrialización del entorno de la central nuclear de Garoña.

Fernández Mañueco denunciaba la subida de impuestos que se contempla en los presupuestos y que, además, la recaudación vaya a parar a «los que no creen en España, como Arnaldo Otegui, Quim Torra, Rufián o Puigdemont», en clara referencia a que se haya incrementado en un 67 por ciento los fondos para Cataluña en estas Cuentas. «Todos queremos a la comunidad catalana, pero no que el dinero vaya para los quieren destruir nuestro país», apuntaba Fernández Mañueco quien, por el contrario, ofrecía su partido, el PP, «para dar estabilidad y combatir la demagogia de la izquierda»

En Ciudadanos, Luis Fuentes cargaba también contra unos Presupuestos que considera «papel mojado», porque no cuadran ingresos ni gastos, además de «irreales» e «imposibles» de llevar a cabo, y sólo buscan «perpetuar» a Sánchez en La Moncloa.

Podemos tampoco ve con buenos ojos estas Cuentas para la Comunidad, y eso a pesar de que a formación morada es socio del Gobierno y tiene un pacto presupuestario con Sánchez. Al secretario regional de este partido, Pablo Fernández, no le han gustado estos Presupuestos que sitúan a nuestra Comunidad «en el vagón de cola de España». «Estamos decepcionados», insistía Fernández, para quien el Gobierno sigue tratando a Castilla y León «como una región de segunda».

Publicidad

Otros casi 500 millones extra

Publicidad

Para el socialista Luis Tudanca, por el contrario, estos Presupuestos son los que necesita la Comunidad «porque recuperan la dignidad de Castilla y León tras años de recortes». Además, avanzaba que cuando se revise la financiación autonómica y la participación de los ingresos del Estado, Castilla y León recibirá 460 millones de euros extra que, según decía, podrán servir para contratar más médicos, dar más becas o luchar contra la despoblación.

El Gobierno pone el foco en las personas y las familias

Durante la presentación de las Cuentas, la delegada del Gobierno de España en la Región, Virginia Barcones, hacía hincapié en la importancia de estos presupuestos para las personas y las familias, más allá de los grandes números. Y ponía como ejemplo el crecimiento de las pensiones o de los subsidios de desempleo, además de las becas para estudiantes, los permisos de paternidad, que pasa de 5 a 8 semanas, o el aumento de fondos a los ayuntamientos para la lucha contra la violencia de género. Por ello, Barcones pedía a PP y Ciudadanos principalmente que apoyen estas Cuentas «por responsabilidad».

Publicidad