Empleo y servicios sociales protagonizan las cuentas para los pueblos de Valladolid

Todos los grupos de la Diputación Provincial, que preside Jesús Julio Carnero, respaldan los presupuestos

Jesús Julio Carnero junto a los miembros de la corporación provincial pertenecientes a PP, PSOE, C’s, Sí se Puede e IU-Equo
Jesús Julio Carnero junto a los miembros de la corporación provincial pertenecientes a PP, PSOE, C’s, Sí se Puede e IU-Equo

En un nuevo ejemplo de consenso y diálogo, todos los grupos de la Diputación de Valladolid, que preside Jesús Julio Carnero, han vuelto a consensuar las bases de los Presupuestos para el próximo año. La puesta en marcha de nuevos programas para crear empleo y el reforzamiento de los servicios sociales protagonizan unas cuentas que tienen como objetivo prioritario mejorar la calidad de vida de los vecinos de los pueblos vallisoletanos.

Además, la institución provincial con este proyecto pretende intensificar las medidas que favorezcan el desarrollo económico, la mejora de los Planes Provinciales y la apuesta por mejorar el acceso de los municipios a las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías.

Carnero señaló que el convenio «afianza la línea de diálogo, consenso, colaboración y cooperación entre todos los grupos políticos de la institución al servicio de los intereses de las personas y los pueblos de la provincia».

Las formaciones justifican el pacto, en que son «conscientes de la necesidad de seguir trabajando juntos durante los próximos cuatro años para conseguir superar las consecuencias de la durísima crisis que nos ha golpeado durante estos últimos años». Asimismo, expresan que las cuentas para 2016 tienen el reto de «favorecer el desarrollo de la provincia y la mejora de las condiciones de vida de sus vecinos».

El primer punto del acuerdo defiende la necesidad de impulsar las políticas sociales y asume el compromiso de reforzar la ayuda a domicilio y a las fundaciones y entidades del tercer sector (Cáritas, Cruz Roja, Banco de Alimentos, Fundación Personas). A su vez, se dará más relevancia a los Centros de Acción Social «implantando nuevas iniciativas dirigidas a las personas y familias más vulnerables y logrando una atención integral a los refugiados».

El segundo apartado se refiere a medidas para favorecer el desarrollo económico y la creación de empleo como los programas de apoyo a los emprendedores, autónomos y la pequeña empresa, «con un respaldo claro a la innovación, la investigación y la internacionalización para hacer nuestras empresas más competitivas».

Por último, el documento apuesta por incentivar las inversiones encuadradas dentro del ciclo integral del agua.

También todos los partidos políticos asumen que es preciso reivindicar al Gobierno de España y a la Junta de Castilla y León «una implicación seria en la financiación de estos programas de inversión».

Además, los grupos consideran fundamental para el avance de los pueblos vallisoletanos realizar un «importante esfuerzo» para impulsar el acceso a los servicios de telecomunicaciones y nuevas tecnologías en toda la provincia.