Inversión millonaria para abrir una mina que cree empleo en los pueblos sorianos

El alcalde de Borobia, Miguel Modrego; el empresario Emiliano Revilla; el director del proyecto, José Antonio Yeregui; y el presidente de la Centro Soriana  en Zaragoza, Fernando García Terrell,  presentan la mina de Borobia
El alcalde de Borobia, Miguel Modrego; el empresario Emiliano Revilla; el director del proyecto, José Antonio Yeregui; y el presidente de la Centro Soriana en Zaragoza, Fernando García Terrell, presentan la mina de Borobia

Siguen llegando buenas noticias para la provincia de Soria. La mina de magnesita, que Magsor (Magnesitas Sorianas) tiene previsto poner en marcha en la localidad de Borobia, permitirá generar empleo estable durante tres generaciones.

El proyecto, que supone una inversión de 35 millones, impulsará 85 puestos de trabajo directos, bien remunerados, y hasta mil indirectos entre la mina, la fábrica, el desarrollo tecnológico y toda la actividad generada en el futuro. Y es que, además de la actividad industrial que se llevará a cabo, demandará la colaboración, entre otras, de empresas de mantenimiento eléctrico y mecánico; de metalistería, calderería y mecanizado; almacenes de hierros y ferreterías; repuestos de vehículos y maquinaria; transporte; así como de gestión administrativa, consultorías e ingenierías, además de los servicios de suministros y hostelería, entre otros.

Los promotores de la iniciativa destacan que aunque contempla un desarrollo de 33 años, la calidad del yacimiento garantiza mineral para cien años, «lo que supondría trabajo estable en la zona durante las próximas tres generaciones».

Además, la puesta en marcha de la mina de Borobia supondrá un importante impulso al proceso de la economía, tanto de la provincia soriana como de Castilla y León y Aragón, no sólo como consecuencia de la actividad minera e industrial, que generará un importante valor añadido, sino también por el estímulo que supone para la actividad auxiliar.

Mejor calidad de vida

También la mina ayudará a mejorar la calidad de vida de vecinos de los pueblos sorianos. De acuerdo con la cultura empresarial de Magsor, la compañía trasladará una parte de los beneficios obtenidos a la mejora de la calidad de vida de la zona. Fuentes de la compañía afirman que «se trata de una contribución activa y voluntaria, cuyo objetivo es ofrecer mejoras económicas y sociales al entorno».