Los pueblos de Valladolid, a la cabeza enoturística de España

La Diputación se une al Día Europeo del Enoturismo con visitas a bodegas, catas y conciertos junto a las rutas de Ribera de Duero, Cigales y Rueda

Una de las catas celebradas durante la última fiesta de la vendimia de Peñafiel
Una de las catas celebradas durante la última fiesta de la vendimia de Peñafiel

Cinco denominaciones de origen, tres rutas del vino certificadas, numerosas empresas turísticas y de restauración en torno al mundo del vino, bodegas centenarias y emblemáticas y un patrimonio sin igual vinculado a la enología, con el castillo de Peñafiel, sede del Museo Provincial del Vino como seña de identidad, y una variada gastronomía que siempre acompaña a los vinos de la zona.

Cinco denominaciones de origen, tres rutas del vino certificadas, numerosas empresas turísticas y de restauración en torno al mundo del vino, bodegas centenarias y emblemáticas y un patrimonio sin igual vinculado a la enología, con el castillo de Peñafiel, sede del Museo Provincial del Vino como seña de identidad, y una variada gastronomía que siempre acompaña a los vinos de la zona.

Todo esto es y mucho más es lo que ofrecen los pueblos de Valladolid a los turistas, en general, y amantes de la cultura del vino, en particular que, de la mano del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, se han situado en los últimos años a la vanguardia del enoturismo en España.

Con motivo del Día Europeo del Enoturismo, que se celebra el próximo 13 de noviembre, la institución provincial ha organizado, en colaboración de las Rutas del Vino de Ribera de Duero, Rueda y Cigales, un completo y sugerente programa de actividades para conmemorar esta efeméride.

Catas, maridajes de los vinos vallisoletanos con otros productos culinarios de la tierra, visitas a bodegas, teatralizaciones, exposiciones o conciertos, son algunas de las numerosas actividades enoturísticas que se van a llevar a cabo desde hoy y hasta el lunes.

Cultura popular

«El vino ha estado siempre presente en nuestra cultura, ha servido de inspiración a artistas y escritores de todos los tiempos y ha formado parte importante, también, de nuestra cultura popular». Lo dice Jesús Julio Carnero, para quien el vino y todo lo que le rodea es uno de los motores que tiran del carro de la provincia y un sector vital para el desarrollo económico y social de los pueblos y fija población en ellos.

Por ello, el presidente de la Diputación de Valladolid anima a los profesionales del sector, bodegas, restaurantes, museos y servicios turísticos a intesnificar sus relaciones y vincular sus actuaciones con otras actividades que atraigan turismo. Es el caso, por ejemplo, del deporte. A través de la iniciativa «Corriendo entre viñas», la institución provincial lleva dos años apostando decididamente por aunar la actividad deportiva con la cultura del vino y la naturaleza para atraer visitantes y promocionar los caldos vallisoletanos.

Se trata de un circuito de carreras con varias pruebas, una en cada zona con denominación de origen, coincidiendo con el inicio y el final de la vendimia. Precisamente, Mucientes, localidad perteneciente a la D.O. Cigales, acogía el pasado sábado la última de ellas, que servía de clausura de la iniciativa pero también de reconocimiento a esta zona vitivinícola por su 25 aniversario.