El Ayuntamiento da el visto bueno al rascacielos de viviendas en el Poblenou

El nuevo «skyline» de Barcelona
El nuevo «skyline» de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado por fin su visto bueno definitivo a la construcción de un rascacielos destinado integramente a viviendas en la avenida Diagonal 131, en la confluencia con las calles Pere IV y Bilbao. Ahora, el proyecto de dicho edificio, de 100 metros de altura y 26 plantas, tan solo requiere de una última licencia de obras para poder ser llevado a cabo.

El inmueble es propiedad de la inmobiliaria del Banco Santander, Altamira, y la promotora catalana Corp es la encargada de desarrollar el edificio, del que ya hay al menos 125 vivendas vendidas.

Este proyecto, que supone una inversión total de más de 70 millones de euros, es uno de los que se quedó parado debido a la crisis del sector inmobiliario. De hecho, en 2008 las obras tuvieron que ser interrumpidas debido a los problemas económicos que atravesaba la promotora que por entonces se hacía cargo del proyecto, el cual en un primer momento se concretaba en un edificio de sólo 20 plantas más un gran voladizo.

Cambio de planes

Posteriormente, la inmobiliaria de Banco Santander se adjudicó el proyecto y cambió el diseño del mismo a un inmueble de 26 pisos sin voladizo pero con una piscina con solarium en la cubierta. Sin embargo, esa modificación, que requería una nueva licencia relativa a las seis plantas adicionales, no acabó de convencer al Ayuntamiento de Barcelona, entonces gobernado por CIU. Durante este tiempo y hasta recibir luz verde por parte del Consistorio, Corp ha estado trabajando en la estructura preexistente del inmueble.

Tras la llegada del equipo de Ada Colau al gobierno municipal, el proyecto ha conseguido finalmente la nueva licencia de obras, por lo que se podrán retomar las obras de construcción del edificio aproximadamente siete años después del inicio de las mismas.

Por otra parte, se da la circunstancia que la promotora de este rascacielos está también pendiente de conseguir una licencia de obras este año para una promoción de 130 viviendas de precio concertado en el recinto fabril de Can Batlló, de las cuales ya se han vendido 82.