Interior anuncia que los agentes seguirán usando las pelotas de goma en «situaciones excepcionales»

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ayer en el Parlament
El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ayer en el Parlament

Barcelona- El conseller de Interior, Ramon Espadaler, defendió ayer la necesidad de que los Mossos d'Esquadra cuenten con herramientas coercitivas «robustas» y afirmó que «prescindir de las pelotas de goma, rotundamente no». Descartó, en su comparecencia en una comisión parlamentaria, aplicar una moratoria al uso de este tipo de armas.

Esta comisión se creó a raíz de la polémica por la denuncia de Ester Quintana, quien aseguró haber perdido un ojo por una pelota de goma en la manifestación con motivo de la huelga general del 14 de noviembre.

Espadaler dejó claro que el Govern «no está a favor de la moratoria de las pelotas de goma, a pesar de que lo pida el Síndic de Greuges, por responsabilidad». El conseller presentó el informe «La gestión del orden público en Cataluña», que toda la oposición criticó porque considera que con el mismo no se cumple el mandato parlamentario de elaborar un informe sobre el uso de las balas de goma.

En su intervención, el conseller defendió la necesidad de un marco legal que permita disponer de una «policía más efectiva». Aunque pidió perdón a las víctimas de «los contadísimos casos» en los que se ha utilizado esta «herramienta robusta», en referencia a las pelotas de goma, Espadaler aseguró que si los Mossos no las hubieran usado, hubieran utilizado otras herramientas o habría sido un «descalabro extremo».