La Generalitat estudia impulsar la Renta de Ciudadanía

Bassa se reunirá en enero con partidos y entidades para abordar esta cuestión

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Bassa se reunirá en enero con partidos y entidades para abordar esta cuestión.

La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, anunció ayer que convocará en enero a todas las entidades y grupos parlamentarios para impulsar la Renta Garantizada de Ciudadanía, respecto a la que el PSC le ha reprochado su falta de compromiso en los presupuestos de 2017.

En la sesión de control al Govern en el Parlament, el diputado del PSC Raúl Moreno acusó ayer a la Generalitat de «desproteger» a los ciudadanos y, en este sentido, le ha instado a «comprometerse» a incluir en los presupuestos una partida «específica y suficientemente dotada» para la Renta Garantizada de Ciudadanía.

«Le pido concreción. ¿Habrá partida específica para la Renta Garantizada sí o no? ¿Cuánto dinero? ¿Qué calendario? ¿Convocará la mesa de negociación con voluntad de acordar y no marear la perdiz? ¿Colaborará con el Estado para implementar el ingreso mínimo vital en Cataluña? ¿Hasta cuándo esta incertidumbre? ¿Hasta cuándo tendrá a la ciudadanía desprotegida sin recursos?», cuestinó Moreno. La consellera, por su parte, dijo que el ejecutivo catalán «tiene claro el compromiso con los más vulnerables» y por ello avanzó que en enero convocará «a todas las entidades y grupos para poder tirar adelante la Renta Garantizada. Pedimos generosidad a todos para tirarla adelante de manera real, efectiva y poder pagarla».

Bassa aseguró que en los presupuestos ya hay una partida para esta prestación, dotada con 70 millones de euros, aunque bajo el apartado para Renta Mínima de Inserción, a la espera de que se pueda llegar a un acuerdo en el Parlament para dar luz verde a la Renta Garantizada de Ciudadanía; y también 14 millones adicionales para medidas activas de inserción social y laboral. «El compromiso es total con la Renta Garantizada. El dinero está, pero estamos esperando a que en el Parlament se llegue a un acuerdo sobre la Renta Garantizada de Ciudadanía. Pedimos generosidad a todo el mundo», remarcó.

Además, ironizó en que la Generalitat «no tiene un fondo de reserva de las pensiones para coger ese dinero y pasarlo a otro lado, como hace el Gobierno del PP». Sin embargo, Raúl Moreno le reprochó que el Govern «incumpla» sus compromisos y resoluciones aprobadas en el Parlament, como que «el presupuesto no tenga partida específica para la Renta Garantizada de Ciudadanía».

«Unos presupuestos llamados sociales sin partida para la Renta Garantizada no son presupuestos sociales», añadió el diputado, que consideró que la propia partida para la Renta Mínima de Inserción «ya es de por sí insuficiente».

Por su parte, el presidente catalán, Carles Puigdemont, animó al líder de CSQP, Lluís Rabell, a cerrar un pacto sobre renta garantizada de ciudadanía que ve «cerca», pero el dirigente de la oposición ve «negligencia» en la gestión de 2016 y considera insuficientes las asignaciones para 2017. Rabell avisó de que «batallarán» para que se habilite una «partida suficiente» de renta mínima, que cree que se podría incrementar con recursos de los fondos de contingencia. Y estimó que debería haber «como mínimo» una partida de 500 millones de euros en 2017 para poder empezar a implementar la renta garantizada de ciudadanía.