La Modelo abre sus puertas para revisitar su historia

Una exposición recorrerá la trayectoria de la cárcel, a través de trece presos emblemáticos, aunque con la ausencia de Jordi Pujol.

El conseller de Justicia, Carles Mundó, visitó la exposición de la Modelo que se inaugurará el sábado.
El conseller de Justicia, Carles Mundó, visitó la exposición de la Modelo que se inaugurará el sábado.

Una exposición recorrerá la trayectoria de la cárcel, a través de trece presos emblemáticos, aunque con la ausencia de Jordi Pujol.

La emblemática cárcel Modelo, que fue clausurada el 8 de junio después de una historia de 113 años, se dispone a reconvertirse en un espacio para los vecinos conservando parte de sus galerías. El proyecto aún está por decidir, ya que el Ayuntamiento quiere escuchar al barrio. Entretanto, a partir del 3 de julio y hasta el 26 de noviembre, la antigua cárcel abrirá sus puertas previa inscripción a través de la web de la conselleria de Justicia, el teléfono 012 o acudiendo personalmente a la prisión.

La exposición fue presentada por su comisario, Agustí Alcoberro, y el conseller de Justicia, Carles Mundó. La muestra se llama «113 años, trece historias», y de esta manera se recorre el recorrido de la prisión de estos internos, con muchas fotografías. Estarán muchos presos icónicos, como Francesc Ferrar i Guàrdia, Lluís Companys, Salvador Seguí, Lluís Maria Xirinacs, Salvador Puig Antich y Juan José Moreno Cuenca, más conocido como «El Vaquilla».

Sin embargo, entre los trece presos escogidos para la exposición, hay notables ausencias. La más importante, la del ex president de la Generalitat Jordi Pujol, que ingresó en la cárcel en 1960, y estuvo dos años y también la del ahora juzgado ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet –pese a que su paso fue muy fugaz– o el etarra Txiki.

ÉXITO DE PÚBLICO

Hasta ayer se habían inscrito unas 25.000 personas, informó el departamento. Se trata de la clausura definitiva de la Modelo antes de fijar exactamente los usos que harán de este espacio. Cada una de estas trece historias que se han compilado pretenden representar un periodo de los 113 años de historia de la cárcel. Una suerte de historia política y social de Cataluña, aunque con ausencias.

Aparte de la exposición, llama la atención un hecho. Todos los visitantes serán «tratados» durante el tiempo que visiten la muestra, como unos presos más. El acceso al interior de la cárcel se realizará reproduciendo los controles de seguridad de un centro penitenciario en funcionamiento. Por ejemplo, hasta llegar al panóptico, que es la cúpula central desde donde se controla todo, se deberán superar tres puertas, y una se encierra detrás de la otra. Está previsto que entren grupos de hasta 20 personas cada quince minutos, con una visita de más de una hora.

La muestra será inaugurada el sábado a las 21.00 horas por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en un acto al que también acudirán los citados Mundó y Alcoberro, además, de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. A la máxima edil le espera una dura tarea, teniendo en cuenta que tendrá que lidiar con los vecinos. El debate está entre espacios verdes, guarderías, escuelas y otras posibilidades para este espacio. En el acto de inauguración, aparte de las autoridades presentes, también destacará la interpretación de «L’Estaca», por parte del cantautor y ahora diputado Lluís Llach.

En todo caso, a partir del 3 de julio la histórica cárcel queda abierta para todos los vecinos que quieran repasar su peculiar e interesante historia.