La oposición rechaza en pleno la subida del transporte de Trias

Trias ha conseguido poner de acuerdo a toda la oposición con sus políticas en materia de transporte público
Trias ha conseguido poner de acuerdo a toda la oposición con sus políticas en materia de transporte público

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, recibió ayer un severo revés por parte de toda la oposición con motivo de su política en tarifas de transporte público. Ni siquiera contó con el soporte de sus socios habituales de UxB. La oposición, por lo tanto, mostró su desacuerdo con el incremento de los precios aprobados por la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) para 2014 y le insten que rectifique para que la subida sea, como máximo equivalente al IPC. Pese a que la moción no obliga al alcalde, el propio Trias se comprometió, para diferenciarse de su antecesor, a asumir las iniciativas aprobadas por la oposición en mayoría.

Así, el gobierno de CiU, en minoría, no pudo impedir con su voto en contra que se aprobasen dos proposiciones, una de ICV-EUiA y otra de UxB, con este objetivo, ya que ambas fueron apoyadas por toda la oposición. El primer teniente de alcalde y presidente de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Joaquim Forn, reclamó en vano «actitudes responsables», y justificó la necesidad de estos incrementos porque «el sistema no aguanta» ya que, recordó, TMB acumula casi 546 millones de deuda. Forn advirtió de que «mantener el servicio es imposible» si no se incrementan las aportaciones de las administraciones y se llega a un acuerdo en cuál ha de ser la de los usuarios, que ahora supone el 43 por ciento del coste del servicio.

La Autoridad Metropolitana del Transporte ha aprobado una subida media del 3,5 por ciento en las tarifas para 2014, pero que en el caso de la tarjeta integrada T-10, el título más utilizado por los barceloneses, ha sido del 5,10 por ciento, lo que la ha situada en 10,30 euros.

Forn destacó también que el 21 por ciento de los 550 millones de viajes en el transporte publico metropolitano tienen tarifación social y ha reiterado la voluntad de mantener la gratuidad o precios reducidos a jubilados, jóvenes, parados, niños, familias numerosas y monoparentales.

Forn, sin embargo, aceptó la petición del grupo municipal socialista para que en el plan de financiación del transporte público que está trabajando la ATM de Barcelona se contemple la posibilidad de que las distintas administraciones públicas aumenten sus aportaciones para disminuir las tarifas.

La comisión llega apenas un día después de que la plataforma Stop Pujades Transport haya convocado una huelga de usuarios contra la subida de las tarifas del transporte público en el área metropolitana de Barcelona, que tendrá lugar el próximo miércoles 29 de enero entre las 20:00 y las 20:30 horas. Los responsables de la plataforma anunciaron el miércoles pasado la huelga de usuarios y subrayaron que el objetivo de la misma es la retirada del aumento de tarifas para el 2014 y la creación de una mesa social para la cuestión de los precios del transporte público.