MENÚ
martes 20 noviembre 2018
13:44
Actualizado
  • 1

Llueve sangre en Sitges

El festival de cine fantástico, dedicado al 50 aniversario de «2001: Odisea del espacio», también celebrará el cine slasher

  • «Halloween» cumple 40 años y traerá la nueva revisitación de la película con Jaimie Lee Curtis y un ciclo de películas «slasher»
    «Halloween» cumple 40 años y traerá la nueva revisitación de la película con Jaimie Lee Curtis y un ciclo de películas «slasher»

Tiempo de lectura 4 min.

07 de junio de 2018. 07:50h

Comentada
Carlos Sala .  7/6/2018

En los 80, el cine de terror tenía un gusto patológico y excesivo por destripar con arma blanca a tiernos adolescentes. Algo había en abrir por dentro literalmente las frustraciones y deseos de los «teenagers». Tanto era así que decidieron darle incluso un nombre, un subgénero dentro del terror, el cine slasher. Ya existían películas protoslasher antes, como «Blood feast», de Hershel Gordon Lewis, «Navidades negras», de Bob Clark, o incluso «La matanza de Texas», de Tobe Hooper, pero el filme que aglutinó y ejemplificó todas sus características fundacionales fue «Halloween», la terrorífica película de John Carpenter, protagonizada por Jamie Lee Curtis, y que introdujo al malo malísimo Michael Myers.

En 2018 se cumple el 40 aniversario del estreno de la película y Hollywood no podía pasarlo por alto. Han vuelto a hacer una nueva versión, y van una decena, con Jaimie Lee Curtis recuperando su mítico personaje. Dirigida por David Gordon Green, la cinta se estrenará el 18 de octubre en cines. ¿Pasará por alto Sitges la posibilidad de hacer un preestreno? Por supuesto que no, vamos a ver, no tiene ningún sentido.

El Festival de Cine Fantástico de Sitges presentó ayer las líneas maestras de su 51 edición, que este año se celebrará del 4 al 14 de octubre y lo hará con un homenaje al gran clásico de John Carpenter. No sólo eso, sino que programarán una completísima retrospectiva de cine slasher, el subgénero que adentró al cine de terror a la generación de los 80. «No podíamos pasar la oportunidad de rendir homenaje a un subgénero fundamental para entender el cine de los 80», subrayó ayer Ángel Sala, director del festival.

La imagen de Sitges de este año estará marcada por el 50 aniversario de «2001: Una odisea en el espacio», el gran clásico de la ciencia ficción de Stanley Kubrick y que dará pie a proyecciones, exposiciones y presencia de alguno de sus protagonistas. «Queríamos reconocer la película de la que todo esto parte y que ha convertido el fantástico en el género dominante del cine», señaló.

10 títulos de premio

En cuanto a los premios, ayer se anunciaron cuatro, del director Peter Weir, responsable de «Único Testigo», «El club de los poetas muertos» y «El show de Truman», en el 20 aniversario de su estreno. Además, se reconocerá la trayectoria de Pam Greer, fenómeno de las películas blackxplotation de los 70 y que Quentin Tarantino recuperó en «Jackie Brown». También se premiará a la actriz alemana Helga Liné y la icónica Traci Lords.

Entre los títulos presentados ayer destaca el último trabajo de Lars von Trier, «The House that Jack Built», que ya pasó con polémica por Cannes y que sigue el recorrido de un asesino en serie interpretado por Matt Dillon, con un reparto que incluye a Bruno Ganz y Uma Thurman. También destaca el filme «Under the Silver Lake», de David Robert Mitchell, el visionario creador de «It follows», la brillante revisión del «slasher» de 2014. Protagonizado por Andrew Garfield, la película es un thriller paranoico ambientado en Los Ángeles.

Entre le resto de películas hay que señañar «Lazzaro felice», de la directora italiana Alice Rohrwacher; la coreana «Burning», de Lee Chang-Dong; «Mandy», del italocanadiense Panos Cosmatos, protagonizado por un estresado Nicholas Cage; «Piercing», del neoyorquino Nicolas Pesce; «Ghostland», de Pascal Laugier; y el filme de zombies «La nuit a dévoré le monde», de Dominique Rocher, que llenará París de muertos vivientes en una nueva vuelta de tuerca del género. El terror hablará también en español en «Aterrados», del argentino Demián Rugna. Por su parte, el documental «Sad Hill Unearthed», de Guillermo de Oliveira, nos llevará al cementerio de «El bueno, el feo y el malo».

El Cruïlla quiere ser mucho más que música

El Festival Cruïlla 2018 contará con una amplia oferta más allá de la música, en los ámbitos de la moda, la gastronomía, la tecnología, el bienestar, la responsabilidad social y medioambiental y el arte, para satisfacer los «intereses diversos» del público, según explicó ayer el director Jordi Herreruela. Entre las propuestas destaca la colaboración con el festival White Summers, que dará lugar al nuevo espacio Cruïlla LifeStyle, donde los asistentes al festival podrán disfrutar de actividades paralelas a los conciertos en un ambiente «hedonista, sofisticado y placentero». El recinto LifeStyle incluirá una amplia oferta gastronómica, con alimentos y recetas de todo el mundo, una zona «kids» dedicada a los más pequeños y actuaciones de teatro callejero.

Últimas noticias