Oriol Junqueras: “El indulto se lo pueden meter por donde les quepa”

El político concede a una entrevista a Nació Digital, donde arguye que “hay que apreciar el buen trabajo de la policía, pero también reconocer que algunos no son así”

Oriol Junqueras en una imagen de mayo
Oriol Junqueras en una imagen de mayo

El político concede a una entrevista a Nació Digital, donde arguye que “hay que apreciar el buen trabajo de la policía, pero también reconocer que algunos no son así”

Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por sedición y malversación en el archiconocido como juicio del “procés”, ha concedido una entrevista al portal Nació Digital, donde ha debatido de múltiples aspectos, fundamentalmente de la pena por el popular episodio “1-O”. En el diálogo, el que fuese cabeza de lista por ERC en los anteriores comicios ha sentenciado (no jurídicamente) que “el indulto pueden metérselo por donde les quepa”.

En la entrevista, el líder político ha valorado que “la cárcel también es una manera de plantar una semilla, una oportunidad para explicar al mundo este conflicto”. Afirma “sentirse orgulloso de estar allí para poner unas urnas” que les conduzcan a una potencial independencia del estado español. Además de renegar del indulto, ha querido mostrarse respetuoso con el fallo del auto y no recurrirlo: “La pena, por mucho que digan, se cumple íntegramente siempre”.

Asimismo, en el mismo espacio concretó que la sentencia no atañía únicamente a los implicados, sino que es “un castigo y una intimidación a todos”. “Nos aprisionan porque intuyen que tenemos capacidad para sumar y generar consensos” -y continuó- “Estamos aquí porque intuyen nuestra capacidad de sumar y de ganar”.

Sobre los episodios violentos que han tenido lugar esta última semana, afirmó que “hay que valorar el buen trabajo de la inmensa mayoría de la policía”, pero que también era necesario reconocer que “algunos no lo hacen así”. Dijo que “se están golpeando peatones que van por la calle” y que “si esto no fuera verdad, no habría tantas imágenes ni 60 periodistas sufriendo cargas”. “A mí no me gusta nada lo que he visto”, sentenció.