... Y CDC acusa a Esquerra de perder la centralidad

Homs reclamó una vez más que CDC concentre los votos de Junts pel Sí
Homs reclamó una vez más que CDC concentre los votos de Junts pel Sí

Mientras ERC se lanzaba ayer a por los votantes de la CUP, Convergència tomaba nota y preparaba un contraataque. En realidad, los convergentes tenían ensayado el contragolpe. Tan solo estaban esperando el momento oportuno para lanzarlo.

Mientras ERC se lanzaba ayer a por los votantes de la CUP, Convergència tomaba nota y preparaba un contraataque. En realidad, los convergentes tenían ensayado el contragolpe. Tan solo estaban esperando el momento oportuno para lanzarlo. Y llegó ayer. Tras reclamar ERC el voto de la CUP, el candidato de Convergència al Congreso, Francesc Homs, aprovechó para acusar a sus socios en el Govern de perder la centralidad política.

«No es compatible hacer discursos de centralidad política y luego pedir los votos de la CUP. Es legítimo, pero la centralidad política del país no está con la CUP», afirmó Homs en Granollers. De esta forma, el dirigente de Convergència trató de escorar a los republicanos con los radicales y tratar de situarse en una mejor posición. «Si ERC quiere los votos de la CUP, nosotros queremos los votos de Junts pel Sí», dijo una vez más el candidato.

Por otra parte, Homs reclamó una «reprobación mayúscula en las urnas» al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, por sus «falsedades» sobre el catalán, y concluyó que a la formación naranja se le ve el «plumero» porque no es un partido «moderado».Replicó así a unas declaraciones de Rivera en la ciudad de Sevilla, donde afirmó que él viene de «una tierra», Cataluña, en la que «hay que partirse la cara» por hablar catalán y castellano o para ver un partido de la selección española en la calle, como hizo ayer en Barcelona.

Homs criticó la «cara dura» de Rivera, y consideró que «se le ha «pegado la actitud de Susana Díaz», presidenta de Andalucía y dirigente del PSOE, porque ambos «hacen campaña a costa de las costillas de Cataluña». «¿Este era el partido que se presentaba como moderado y la nueva centralidad?», se preguntó.