El Consell asume que no podrá revertir todos los PAI aprobados antes de la crisis

Los propietarios tienen derechos adquiridos que reclamarán a la Generalitat o a los ayuntamientos

La consellera Salvador, junto a su equipo, anunció la aprobación de la revisión del Patricova
La consellera Salvador, junto a su equipo, anunció la aprobación de la revisión del Patricova

La consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, dejó muy claro desde el primer día que quería poner orden a la situación urbanística y trabajar por el desarrollo sostenible del territorio. Esta sigue siendo su intención aunque en el camino se va a encontrar obstáculos insalvables. Es el caso de los PAI que ya están aprobados. Devolver la condición de campo de naranjo a un terreno sobre el que aún no se ha construido, no es tan sencillo. El director general de Ordenación del Territorio, Lluís Ferrando, admitió ayer que los propietarios tienen suelo urbanizable y que por tanto, revertir esta situación generaría una responsabilidad patrimonial que debería asumir la Generalitat valenciana y los Ayuntamientos. «El desastre es de proporción mayúscula», lamentó.

La única opción que la Conselleria de Vivienda tiene en sus manos es la declaración de estos suelos de interés general. Con esta finalidad se redactarán los planes de acción territorial de la huerta, el litoral y metropolitanos de Valencia, Castellón y Alicante- Elche, zonas donde más abusos se han cometido y donde la actuación es más urgente. En cualquier caso, Ferrando dio a entender que no se recurrirá a esta alternativa en todos los casos.

De momento, para no agravar el problema, Ferrando aseguró que se está denegando la aprobación de aquellos procesos urbanísticos que no cumplen con lo establecido en la Estrategia Territorial, un documento que planifica toda la Comunitat, pero que a día de hoy todavía no tiene carácter vinculante. Salvador se comprometió a que esta estrategia sea de obligado cumplimiento, de igual modo que el nuevo plan de prevención de las inundaciones (Patricova) presentado ayer.

Se trata de un estudio que actualiza el plan existente, aprobado en 2003. El anterior equipo de la Conselleria lo dejó completamente finalizado, pero nunca lo llegó a aprobar. Salvador insinuó que no lo hizo porque obligaría a prohibir determinados desarrollos urbanísticos a los Ayuntamientos.

Para principios del próximo año la consellera también presentará cambios en la Ley de Ordenación del Territorio (Lotup).