El Consell encuentra 75 millones para pagar la extra de los funcionarios

El 2 de septiembre solicitó el dinero al ministro Montoro y dejó en su mano su devolución. Ayer aseguró haber conseguido esta cantidad gracias a la bajada de los tipos de interés

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, tras la reunión plenaria del Gobierno valenciano
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, tras la reunión plenaria del Gobierno valenciano

El 2 de septiembre solicitó el dinero al ministro Montoro y dejó en su mano su devolución. Ayer aseguró haber conseguido esta cantidad gracias a la bajada de los tipos de interés

El Consell ha conseguido los 75 millones que le hacían falta para devolver la parte de la paga extra retirada a los funcionarios en 2012. La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, anunció ayer que el pleno del Gobierno valenciano había aprobado una modificación de crédito para hacer frente a dicho pago. Minutos después, aclaraba su procedencia. Aseguraba que se había liberado del «servicio de la deuda» debido a una «mejora de la gestión».

Defendió que este dinero formaba parte de la nómina de los trabajadores, «no se les tenía que haber reducido nunca», y aseguró que el conseller de Hacienda, Vicent Soler, está trabajando mucho mejor que su antecesor.

Media hora más tarde, la Conselleria de Hacienda concretaba a LA RAZÓN que esta eficiencia había sido posible gracias a la reducción de los tipos de interés, que han sido más reducidos de lo esperado a principio de año.

La facilidad con la que parece haberse resuelto este problema contrasta con las advertencias realizadas hace tan solo tres semanas. El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, que hizo las veces de portavoz-Oltra se encontraba de viaje de trabajo en Alemania- no se atrevió a garantizar el pago de la extra a no ser que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le adelantase a su vez el dinero. «Montoro deberá saber de dónde se puede sacar esta partida, él habrá hecho el cálculo sin preguntar a nadie».

Quizás porque Montoro tenía razón, o porque ayer no tocaba reclamar al Gobierno central, Oltra no se mostró especialmente beligerante. Dijo que hasta que no se produzca la reunión entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se abrirá la vía judicial prevista para reivindicar el cambio del modelo de financiación autonómica. «Se sigue trabajando en el diálogo, porque la infrafinanciación se solventa hablando y tomando decisiones políticas».

Oltra no pudo evitar destacar que cuando se produzca el encuentro con Rajoy será «presidente en funciones en el día de los difuntos».

Ayuda a refugiados

El pleno del Consell también aprobó varias partidas para atención a inmigrantes. La primera asciende a 150.000 euros y forma parte de un convenio suscrito con el Ayuntamiento de Valencia. La Generalitat aporta el 36,49 por ciento del coste de un programa que permitirá el mantenimiento y la manutención de 70 personas al día. La segunda exclusivamente para refugiados sirios, asciende a 400.000 euros y corre a cargo exclusivamente de la Conselleria de Transparencia y Cooperación.

Oltra lamentó que el Gobierno no haya aceptado la propuesta del Consell de fletar un barco para traer desde «una región europea» a 1.100 personas. «Tendrán que dar explicaciones ante alguien» y añadió que esta indecisión ha llevado a que una empresa que iba a pagar el coste del gasoil dedique este dinero a otra causa.