Comunidad Valenciana

El juez del fraude de la EMT rechaza la personación del Ayuntamiento

La portavoz del PP considera un «espectáculo bochornoso» lo ocurrido en la empresa pública porque «más allá de la estafa» se están viendo cosas «preocupantes»

Publicidad

El juez que instruye la causa abierta por el fraude de cuatro millones de euros en la EMT de Valencia ha rechazado la personación del Ayuntamiento por considerar que «no se justifica por ningún motivo razonable», dado que ya está personada la citada empresa municipal.

En un auto, al que ha tenido acceso EFE, el juez argumenta sobre «la indudable personalidad jurídica diferenciada de la empresa municipal y el propio Ayuntamiento», pero se pregunta si ambas partes pueden ejercer la acción penal «cumulativamente». En el mismo auto expone el magistrado: «entiendo que ello no es lo adecuado, porque constituye una duplicidad innecesaria que no se justifica por ningún motivo razonable».

«La personación de la EMT está aceptada por este instructor en el proceso ante la evidencia de un perjuicio económico actual y directo sufrido por dicha entidad».

«El hecho de que dicha empresa sea un organismo plenamente participado por el propio Ayuntamiento y cuyos presupuestos anuales están englobados en los presupuestos generales municipales es una razón de más para considerar que son unos mismos los intereses, tanto desde la perspectiva de resarcimiento, como desde la de las facultades de conocimiento, alegación, participación, en suma, en este proceso», añade.

Publicidad

Por su parte, la portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, aseguró que «ninguna cortina de humo va a ser suficiente» para tapar el «escándalo» de la EMT.

«Nos parece un espectáculo bochornoso de gestión porque hemos visto que más allá de la estafa se ha sacado a la luz circunstancias que son preocupantes», dijo, en referencia al hecho de que el 32 por ciento del bufete de abogados que trabaja para la empresa municipal esté en manos del despacho del cuñado del alcalde.

Publicidad

«Es insignificante»

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró ayer que el hecho de que uno de los abogados que trabaja en el bufete de su cuñado cobrara de la EMT «no tiene nada que ver» con su familiar porque en ese despacho «cada uno tiene su cartera propia». «Es absolutamente, insignificante», dijo Ribó al ser preguntado por una información de Las Provincias acerca de que uno de los abogados del bufete del cuñado del alcalde cobró más de 44.000 euros por asesoramiento jurídico a la empresa de transportes.