El PSPV se niega otra vez a firmar por la unidad de España

El PP y Ciudadanos elevan a la Mesa de Les Corts una propuesta de declaración en ese sentido

El PP sólo logró el apoyo de Ciudadanos a su declaración institucional de apoyo a la unidad de España
El PP sólo logró el apoyo de Ciudadanos a su declaración institucional de apoyo a la unidad de España

El PSPV y el resto de grupos de la izquierda parlamentaria (Compromís y Podemos) se negaron ayer a firmar una declaración institucional, presentada por el PP y secundada por Ciudadanos, «en defensa de la unidad de España». Es la segunda vez que el otro partido de ámbito nacional presente en Les Corts, el PSPV, se niega a firmar por la unidad de España. La anterior fue antes de la elecciones catalanas y el sentido de la declaración institucional era similar.

La de ayer hacía referencia a la propuesta de «resolución planteada en Cataluña por dos fuerzas políticas que no representan la mayoría del pueblo catalán y en la que se declara ‘el inicio del proceso de creación del Estado catalán independiente’».

Sigue la declaración que «España es hoy una gran nación integrada por un conjunto de hombres y mujeres libres e iguales en derechos y obligaciones» y aboga por «la indivisibilidad de la soberanía nacional que consideramos que no puede ser vulnerable ni fraccionable».

El PSPV justificó su rechazo a esta iniciativa en que «es el momento de la política, no del politiqueo» y explicó que el presidente Rajoy y Pedro Sánchez «están hablando para buscar una declaración conjunta cuyo contenido no sabemos todavía» y pospuso hasta el conocimiento de ese pronunciamiento la expresión de la opinión del PSPV.

El portavoz socialista Manuel Mata reiteró el argumento de que las políticas del PP «generan más independentistas». Lo que sí dejó claro es que los socialistas estaban en contra de la declaración unilateral de independencia y consideró un disparate que el Parlament de Catalunya necesitara una mayoría menor para proclamar la secesión que para nombrar a un miembro del Consell Jurídic Consultiu.

Mata consideró que la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados debería reunirse y manifestarse al respecto.

Por su parte, la síndica de Ciudadanos, Carolina Punset, que sí apoyó la declaración institucional con el PP, dijo que «era una vergüenza» que no se hubiera alcanzado un acuerdo de mínimos» y calificó la declaración del Parlament de Catalunya como «la mayor agresión que ha sufrido la convivencia pacífica en los últimos treinta años».

Concluyó, en alusión a los grupos de la izquierda parlamentaria, que «esa equidistancia de que tienen la misma culpa Mas que Rajoy, no cabe».

Por su parte, el diputado de Podemos, Antonio Estañ, dijo que «se pretende sustraer la decisión de otros parlamentos de forma precipitada» y calificó la declaración como «cortina de humo».

La diputada de Compromís, Mireia Mollà, señaló por su parte que «esta declaración lo que hace es banalizar el debate reduciéndolo a su mínima expresión».

Sin embargo, Mollà mostró su rechazo a la propuesta del Parlament catalán porque «todo lo que tenga falta de diálogo es peligroso» y avanzó que la próxima legislatura será «sin duda» la de la reforma de la Constitución.