EU recurrirá el archivo del caso de Calatrava

El portavoz de EU, Ignacio Blanco, ha anunciado hoy que su formación recurrirá el sobreseimiento de la causa por el centro de convenciones de Castellón diseñado por Santiago Calatrava y que pedirá la imputación del expresident Francisco Camps y del exvicepresidente Gerardo Camps.

En los pasillos de Les Corts, Blanco se ha referido al sobreseimiento provisional, dictado ayer por el Juzgado de Instrucción número 5 de Castellón, de la causa abierta contra siete personas, entre ellas Calatrava, por el proceso para la adjudicación del citado centro, que no se llegó a construir.

"EU, como acusación popular, va a presentar recurso y a pedir la imputación de Francisco y Gerardo Camps porque son los elementos políticos que, según el auto, intervienen por encima de quienes contrataron formalmente a Calatrava y quienes ordenaron los pagos", ha apuntado Blanco, quien ha leído ante los periodistas fragmentos del citado auto.

"Entendemos que el juez ha hecho un buen trabajo, que el auto esta bien fundamentado, y dice que hay sospechas, pero como nadie señala a nadie, no hay indicios probatorios. Creemos que la investigación puede seguir en el TSJCV o en el Supremo, porque Francisco Camps y Gerardo Camps son aforados", el primero en Les Corts y el segundo en el Congreso de los Diputados, ha añadido.

Blanco entiende además que el president de la Generalitat, Alberto Fabra, podría tener que declarar como testigo por su intervención en este proceso cuando ocupaba la alcaldía de Castellón.

Asimismo, ha negado que la denuncia tenga que ver con la proximidad de las elecciones porque "se presentó en marzo de 2011 y fue admitida a trámite en 2012".

"El auto es un varapalo tremendo a los gestores del dinero público, dice que prácticamente todo se hizo mal, desde la contratación de Calatrava hasta la gestión de un proyecto que se planificó en unos terrenos donde no se podía construir", ha afirmado.

El también candidato de EU a la presidencia de la Generalitat ha admitido sentirse perplejo por la reacción que ha suscitado entre los miembros del Consell el archivo de la causa.

"Una consellera que probablemente deba dimitir por los sobresueldos de Vaersa pide mi dimisión por denunciar los sobresueldos de Calatrava", ha dicho en alusión a Isabel Bonig, consellera de Infraestructuras y coordinadora general del PPCV.

Asimismo, se ha referido a Fabra como el líder de un partido sobre el que pesa una "macrocausa de financiación ilegal", que "no ha pedido perdón ni la dimisión de Ricardo Costa y Yolanda García", pero sí la suya "por defender los intereses de los valencianos".

"El procesamiento de los acusados en Gürtel afecta directamente al PP, no solo a cada una de las personas que esperemos se sienten en el banquillo y sean sentenciadas por una trama indecente", ha agregado.

A su juicio, "que Fabra, Bonig y (la portavoz del Consell, María José) Català salgan en tromba frente a este diputado revela que están muy nerviosos, que actúan como oposición, que asumen la derrota e interiorizan la patada en el culo que les van a dar los valencianos".