Comunidad Valenciana

García «castigó» a la Federación de Motociclismo por denunciarla

La diputada imputada dijo que la Federación de Motociclismo le tendría que pedir perdón públicamente, tras destapar lo que ahora investiga el juez

La diputada imputada dijo que la Federación de Motociclismo le tendría que pedir perdón públicamente, tras destapar lo que ahora investiga el juez

Publicidad

La diputada socialista y número cuatro en la lista de este partido a las Elecciones Generales por Valencia, Isabel García, nunca asumió las denuncias que se realizaron desde la Federación de Motociclismo de la Comunitat Valenciana, en las que alertaban de la irregularidad que suponía conceder una subvención a un equipo que no estaba constituido como tal.

Estas irregularidades sí que fueron apreciadas por el Ministerio Fiscal, y ahora por el juez, que ha citado a declarar en calidad de imputada a la candidata, el próximo 9 de abril.

García, en contestación a un correo electrónico que recibió de la Federación de motociclismo en la que se le invitaba a la celebración de una «gala de Campeones» en 2018, contestó que «paso de esta gente hasta que me pida perdón públicamente». Probablemente, García pensaba que estaba contestando a sus asesores y no que lo estaba haciendo directamente al correo electrónico de la federación de motociclismo.

A partir de la denuncia de la Federación, las subvenciones que ésta recibía se han rebajado notablemente pasando de 52.000 euros en 2016 a 8.000 el año pasado.

Publicidad

La diputada, en declaraciones ayer a LA RAZÓN, dijo que «soy inocente» y añadió que «la documentación es correcta» y culpó a los medios de comunicación de «acusarla», obviando la inculpación de los tribunales. García dijo que «cuando declare ante el juez ya escucharéis todas las declaraciones...».

Publicidad

Indicios de malversación y prevaricación

El juez que instruye la causa ve indicios de prevaricación y malversación porque la Diputación concedió en 2016, 60.000 euros al equipo de mujeres de Champi Herreros sin cumplir las bases de la convocatoria. De hecho, ni siquiera existía tal equipo.