Generalitat lanza la campaña «Quin comboi» para promocionar el consumo de caquis, granadas y cítricos

La Generalitat ha puesto en marcha este lunes la campaña 'Quin comboi' de promoción del consumo de frutas de temporada, sobre todo de caquis, granadas y cítricos, que está "dotada inicialmente con 500.000 euros"y pretende paliar los efectos del veto ruso. Finalizará el próximo 19 de diciembre y se verá reforzada por otra acción similar de ámbito estatal que prepara el Ministerio.

Según ha indicado el vicepresidente y titular de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, se trata de que "todos los valencianos sean conscientes de que tenemos que defender lo nuestro en todos los aspectos y uno muy importante es consumiendo nuestros productos, que son de primerísima calidad y no tienen nada que envidiar a productos de ningún otro país o región española", apunta.

Esta campaña estará presente en medios de comunicación escritos, on-line, radio y televisión y tuvo su primera acción el Maratón Valencia Trinidad Alfonso, ya que en la feria del corredor se repartieron caquis de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer y cítricos de la Indicación Geográfica Protegida de la Comunitat, así como información de las propiedades de la fruta de temporada valenciana, y en la meta, una malla con caquis Persimon.

Esta medida se complementará con "una campaña muy potente de fruta en las escuelas en 2015", organizada conjuntamente con el sector y con una asignación en los presupuestos autonómicos de 135.000 euros.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión de la comisión de seguimiento sobre el veto ruso, a la que ha asistido el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, Císcar ha remarcado el compromiso del Consell por defender los intereses de la agricultura valenciana y reclamar, si es necesario, que "se prorroguen las ayudas hasta febrero para que se pueda cubrir la campaña de naranja".

LA COMUNITAT RETIRA 12% DE CÍTRICOS AUTORIZADOS

Según ha apuntado, España ha retirado el 20 por ciento de las cerca de 59.000 toneladas de cítricos autorizadas, un 12 por ciento en la Comunitat, y "si no se está haciendo un uso masivo es porque la medida está siendo eficaz para mantener precios y evitar una caída".

Císcar ha matizado, no obstante, que "en cítricos es un poco pronto para hablar"porque la campaña lleva retraso por el calor.

Del resto de productos, ha indicado que el caqui "va teniendo salida", aunque se ha visto afectado por el veto ruso y por la sequía, mientras que limones y granadas se libran del perjuicio, con "precios estables"y satisfacción en el sector.

El titular de Agricultura ha defendido que "lo importante son medidas de promoción y comercialización para saber vender productos por todo el mundo", en un contexto en el que el veto ruso genera "triangulaciones en el mercado"por los espacios dejados por los países que cubrirán la cuota de producto que exportaba la UE a Rusia.

"LO QUE NO SE PROMOCIONA, NO SE VENDE"

Por su parte, el presidente de la sectorial hortofrutícola y representante de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Comunitat, Cirilo Arnandis, ha valorado el apoyo recibido de los Gobiernos central y autonómico y espera que esta nueva campaña suponga un incremento del consumo aunque "estas medidas se deberían haber aplicado de una forma más importante desde Europa porque lo que no se promociona, no se vende". "El marketing es, con y sin veto, el futuro de la producción hortofrutícola valenciana", ha subrayado.

En su opinión, "las medidas no son suficientes pero las adoptadas hasta ahora están dando resultados aceptables"y las ayudas de la Unión Europea para retirada del mercado de productos afectados por el veto ruso suponen "una válvula de escape", aunque "al agricultor sólo le llega el coste de la recolección y poco más".

Según Arnandis, el perjuicio del veto va más allá del porcentaje de producto que se deja de exportar a Rusia, que es "ínfimo"en comparación con el daño que causa en términos de bajada de precios. "El veto ni está acabado ni se ve un futuro inmediato de que se abra el mercado", ha aseverado el representante del sector, quien ha remarcado que "Rusia es el mercado natural de Europa"y de ahí el "daño importante que está produciendo al sector hortofrutícola".