MENÚ
lunes 21 octubre 2019
07:29
Actualizado

La Comunitat registra 23 menores muertos por ahogamiento en los últimos cinco años

  • Imagen de archivo
    Imagen de archivo /

    KIKE TABERNER

Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de junio de 2019. 20:00h

Comentada
R. V.  Valencia. 20/6/2019

En los últimos cinco años 149 menores han fallecido ahogados en espacios acuáticos. La Comunitat Valenciana ha registrado 23 de estos decesos, lo que la sitúa dentro de las comunidades con mayor número de ahogamientos de menores, por detrás de Andalucía con 36 y Cataluña con 27. El último ahogamiento mortal ha tenido lugar hace escasos días en Alginet (Valencia) cuando un menor de 4 años moría ahogado en la piscina de una casa particular. Un total de 11 de estas muertes han tenido lugar en Alicante, 7 en Valencia y 5 en Castellón. Alicante y Málaga son las provincias que han registrado un mayor número de decesos, con 11 fallecimientos cada una de ellas.

Ciento doce de los fallecidos eran niños y treinta y siete, niñas. El perfil habitual del menor fallecido es un niño, de entre 2 y 5 años de edad, que se halla en una piscina sin vigilancia o bien hay un fallo en su supervisión, bien entrada la tarde. Más de la mitad de estos ahogamientos- hasta un 58% - han tenido lugar en piscinas, un 14% en playas y el 28% restante en distintas localizaciones como puertos, ríos, embalses...

España cuenta con más de 1.100.000 piscinas, el segundo parque más importante de Europa, tras Francia. Un 12% de éstas se encuentran en la Comunitat Valenciana, que cuenta con unas 140.000 piscinas, aproximadamente.

Este año se han contabilizado nueve muertes de menores en espacios acuáticos en los primeros 6 meses del año. Las muertes han tenido lugar en Cataluña (3 fallecidos. 1 en Lérida, 2 en Tarragona), 2 en Galicia (ambos en Pontevedra) y en Andalucía, Aragón, Comunitat Valenciana y Extremadura (con 1 fallecimiento en cada localidad).

Los fallecidos han sido 7 niños y 2 niñas, con edades comprendidas entre los 3 y 17 años. Los menores murieron en distintas localizaciones (5 de ellos en piscinas, 2 en el río, 1 en playa y 1 en la bañera).

Estos datos dejan entrever la importancia de vigilar a los menores para conseguir que estas cifran disminuyan. Por ello Abrisud, la empresa líder en cubiertas de piscina, presenta su IX Campaña de Seguridad Infantil en la piscina como parte de su filosofía de prevención. Por una parte, incluye un decálogo para que los más pequeños tengan en cuenta las recomendaciones para disfrutar del baño con mayor seguridad, el juego educativo “Al agua patos” para interiorizar estas normas de manera amena, y algunas recomendaciones para padres o tutores.

No debemos olvidar que un menor puede ahogarse con tan solo 20 centímetros de agua, en menos de dos minutos, por lo que es recomendable recordar estas pautas antes de cada inmersión:

1. No te bañes nunca solo en la piscina, tienes que esperar a que tus padres o una persona mayor estén contigo.

2. Hasta que aprendas a nadar muy bien tienes que ponerte siempre tu chaleco hinchable antes de entrar en la piscina.

3. Cuidado cuando juegues o corras cerca de los bordillos, toboganes o escaleras. Son muy resbaladizos y te puedes caer.

4. Entra siempre despacio en la piscina, si entras de golpe puedes tener un corte de digestión y te dolerá mucho la tripa.

5. No te tires de cabeza en la parte menos honda de la piscina, puedes darte un golpe fuerte en la cabeza y hacerte daño.

6. No olvides nunca recoger los juguetes que han quedado dentro del agua, antes de marcharte. Si tus amiguitos saltan para jugar con ellos, pueden tener un accidente.

7. Si ves que algún niño se hace daño, ve rápidamente a buscar a una persona mayor para que os ayude.

8. Para proteger tu piel y no quemarte, lo mejor es no estar mucho tiempo al sol, y usar siempre crema solar y una gorra.

9. Las vallas o cubiertas de piscina están para evitar que te hagas daño. No las abras sin el permiso de tus papás

10. Y, por último, aprende a nadar bien, como un campeón. Es la mejor manera de disfrutar de la piscina con seguridad.

Abrisud propone también algunas recomendaciones para los padres o responsables de los menores en las piscinas:

-Establecer una supervisión continua. Habitualmente, cuando hay varios niños de un mismo grupo en una piscina, la vigilancia se relaja. Una buena manera de asegurar una atención continua es establecer turnos entre los adultos que permitan el control de los menores, así como momentos de descanso y relax para los mayores. En los menores de 5 años lo aconsejable es practicar la llamada “supervisión al tacto”, es decir, que el menor esté al menos al alcance de nuestro brazo en todo momento.

-Usar siempre chalecos y manguitos homologados que proporcionen la información necesaria para hacer un buen uso.

-En las piscinas residenciales, recorrer el mismo camino que realizarán los niños cuando se desplacen de la casa a la piscina, lo que permitirá detectar riesgos. Si bien los niños en ningún caso deben acceder solos, es importante para evitar este tipo de accidentes que las piscinas cuenten con elementos de seguridad adicionales como vallas o cubiertas que eviten que los menores puedan acceder en caso de descuido.

-Educación. Si prevenir es importante, que los niños cuiden su propia seguridad con una adecuada educación es otro de los ejes de un baño feliz y tranquilo. Aprender a nadar, evitar las carreras y no jugar con los componentes de la piscina, especialmente los drenajes, es fundamental para disminuir riesgos.

-Emergencias. Es recomendable disponer de un equipo de rescate básico que conste de boya o salvavidas de repuesto, así como una pértiga y un teléfono con el que poder llamar a emergencias. Para facilitar una respuesta lo más rápida posible un buen consejo es colocar un cartel cerca de la piscina con los teléfonos de Emergencias, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local e Información Toxicológica.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs