La Diputación de Alicante pone en marcha una Mesa por la Solidaridad

El presidente César Sánchez, ayer tras el pleno extraordinario
El presidente César Sánchez, ayer tras el pleno extraordinario

La Diputación de Alicante pondrá en marcha una Mesa por la Solidaridad para apoyar a los colectivos de especial vulnerabilidad, según anunció ayer el presidente de la Corporación, César Sánchez. Aseguró que en este órgano participarán todos los agentes implicados, porque será un instrumento de «diálogo, acción y consenso de la política social de la Diputación».

El trabajo de esta sección se dividirá en dos áreas: «Familia y Ciudadanía» y «Bienestar de las personas», al frente de las cuales estarán los diputados Mercedes Alonso y Miguel Zaragoza, respectivamente.

Junto a esta medida, apuntó otra de sus prioridades, que es que «cualquier ciudadano de la provincia tenga la mismas oportunidades sea cual sea el municipio en el que resida». A ello se refirió Sánchez como «municipalismo de proximidad».

Además, se aprobó la composición y régimen del nuevo gobierno. Destaca la reducción del número de puestos eventuales y dedicaciones de los diputados, que permitirá un ahorro anual de 405.000 euros. En todo caso, la línea de trabajo de la institución provincial estará basada en los principios de «austeridad, eficacia y equilibrio», para garantizar la «asistencia a los colectivos y la atención a las personas». Se comprometió a escuchar a las personas «que peor lo están pasando», para que participen de la política social que van a impulsar.