La Diputación de Alicante tiene nuevo objetivo, paralizar Àpunt

Sánchez anuncia que estudia recurrir los procesos de selección de la nueva RTVV para defender en qué se gastan los impuestos de los alicantinos

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, se reunió ayer con representantes de diferentes asociaciones de padres
El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, se reunió ayer con representantes de diferentes asociaciones de padres

Sánchez anuncia que estudia recurrir los procesos de selección de la nueva RTVV para defender en qué se gastan los impuestos de los alicantinos

Cuando la Diputación de Alicante interpuso un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por el decreto- hoy suspendido- de plurilingüismo, pocos apostaron por que prosperaría. Es más, desde el Consell se criticó duramente que una institución pública invirtiese dinero y esfuerzos en asuntos que no estaban dentro de sus competencias. Ayer, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, avanzó que los servicios jurídicos están estudiando la posibilidad de recurrir ante el TSJ los procesos de selección de la nueva RTVV.

Aunque los fundamentos jurídicos del recurso todavía están por concretar, Sánchez insistió ayer en que se están cometiendo «presuntas irregularidades con el dinero de los alicantinos» y por tanto, la institución que dirige lo haría en «defensa legítima del interés público».

Se trata de un argumento que ya encontró respaldo en el auto del TSJ del pasado mes de mayo con el que se paralizó el decreto de plurilingüismo.

En el escrito, la sala admitía que no era «frecuente que una Administración tome la iniciativa en defensa de los ciudadanos frente a lo que considera una disposición general contraria a derecho», pero «no debe olvidarse que también es defensora de ese interés público la administración alicantina recurrente».

Sánchez insistió en que la televisión se pone en marcha «también con dinero de los alicantinos y la Diputación tiene ese derecho legítimo de defender el interés público en la provincia y no nos parece serio ni riguroso lo que estamos viendo en el proceso de selección».

El presidente de la Diputación de Alicante se refiere a los procesos de selección que han levantado crítica, no solo de los partidos de la oposición, sino de las propias asociaciones profesionales de periodistas que ya han anunciado que impugnarán la bolsa convocada para los 427 puestos de trabajo necesarios para comenzar con las primeras emisiones.

Desde la Asociación de la Prensa de Alicante y la Unió de Periodistas Valencians, ambas organizaciones mayoritarias en la Comunitat Valenciana, se argumenta que los méritos valorados dan excesiva puntuación a los ex trabajadores de RTVV y que por tanto, rompen el principio de igualdad exigido en una convocatoria pública.

Las asambleas de ambas asociaciones acordaron interponer un recurso de reposición contra los criterios adoptados y, si no se produce cambio alguno, presentarán un contencioso- administrativo ante el juez que podría conllevar la paralización del proceso de selección.

Tampoco han estado exentos de polémica los resultados de la segunda fase para las jefaturas de servicio. Cuatro de los cinco miembros del equipo de la directora general, Empar Marco, han obtenido las mejores notas.

Si los servicios jurídicos de la Diputación concluyen que hay base para abrir batalla legal contra estos procesos, Sánchez volverá a ser el centro de la labor de oposición de los populares ya que, a día de hoy, el PP ha permanecido más bien expectante ante las incontables críticas suscitadas por el proceso de apertura de Àpunt.