Los asesores del PP hablaban del relevo de Rita y no del cobro de comisiones

La UCO incluye en su informe sólo una parte de una conversación de «whatsup» y omite mensajes

El asesor Luis Salom es uno de los que participa en la conversación de la que la G. Civil entresaca varios fragmentos
El asesor Luis Salom es uno de los que participa en la conversación de la que la G. Civil entresaca varios fragmentos

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha entregado en el Juzgado de Instrucción número 18 que investiga la causa Imelsa, un informe sobre la pieza que hace referencia al presunto blanqueo de capitales por el PP valenciano. En dicho informe, la Guardia Civil asegura que se evidencia «la efectiva recepción de los dos billetes de 500 euros tal y como se puede apreciar en la secuencia posterior», e incluye un fragmento de una conversación que comienza con la expresión de Pedro Aracil «todas juntas las vamos a cobrar» y que la Guardia Civil atribuye a las comisiones.

Sin embargo, si se repasa la conversación entera entre dicho asesor y su homólogo Luis Salom, la percepción cambia bastante.

Aracil relata a Salom que ha oído una discusión telefónica entre la exalcaldesa Rita Barberá y un alto cargo del Consell a quien Barberá «trata como un muñeco» y prevé que cuando Barberá se marche «todo esto se nos volverá en contra», a lo que Salom apostilla que «las ganas que habrá de asaltar el barco».

Es en ese momento cuando dice Pedro Aracil que «todas juntas las vamos a cobrar» y comienzan a bromear, según fuentes próximas a los asesores investigados, sobre los billetes de quinientos, de los que en aquellos momentos se hablaba bastante a raíz de la detención del extesorero del PP, Luis Bárcenas, y de trascender que solía manejar este tipo de billetes morados.

De hecho, la Guardia Civil vuelva a obviar otro fragmento de la conversación en la que Luis Salom exclama «coño, yo también quiero. ¡Bárcenas, manda algo!», y que evidencia el tono jocoso de la conversación entre ambos, ya que por esas fechas el extesorero del PP estaba en prisión.

La Guardia Civil identifica claramente las alusiones a los billetes de quinientos euros que presuntamente habrían recibido los asesores y los concejales y que supondrían la base de la acusación del blanqueo y dice que «los intervinientes se permiten bromear sobre la recepción del dinero en cuestión, evidentemente por la seguridad que les reportaría hacerlo en un foro privado ajeno al conocimiento de terceras personas».

Sin embargo, la lectura de la conversación de «whatsup» en su totalidad deja claro el tono jocoso de la misma.