Un corte de luz causa el «caos» y cierra quirófanos en el Provincial de Castellón

El PP cree que la causa del apagón son «los recortes y los despidos de la consellera Montón»

El corte de luz obligó a reprogramar operaciones y suspender consultas externas
El corte de luz obligó a reprogramar operaciones y suspender consultas externas

El PP cree que la causa del apagón son «los recortes y los despidos de la consellera Montón»

«Alguien deberá asumir responsabilidades por el caos generado en el Hospital Provincial». Así de contundente se mostró ayer el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, después de que un corte de luz en el centro hospitalario «colapsara por completo» el centro «sin que la consellera (Carmen) Montón fuera capaz de a solucionarlo».

Este corte de luz provocó que se suspendieran todas las intervenciones quirúrgicas programadas ayer por la mañana y muchas de las consultas externas previstas debido a la caída del sistema informático, en el que se encuentran todos los expedientes de los pacientes.

A juicio del popular, «la incapacidad de la Conselleria de Sanidad para gestionar esta incidencia provocó que muchísimos enfermos y personas que acudieron ayer al Hospital Provincial para hacerse análisis, pruebas o tratamientos, se tuvieran que marchar al no poder ser atendidos.

El presidente del Gobierno Provincial considera que esta situación caótica es consecuencia directa de la política de la Conselleria en el mantenimiento, ya que «los recortes y despidos emprendidos por la Generalitat valenciana contra la sanidad de Castellón generan una merma en la asistencia sanitaria de los castellonenses».

Sin embargo, desde el centro defendieron que la incidencia del apagón sobre los pacientes fue mínima. Explicaron que el corte de luz por parte de la compañía suministradora comenzó a las 4:15 de la madrugada y que apenas duró cuatro minutos, según los datos facilitados por la propia empresa eléctrica, «y no alteró la actividad de ningún servicio crítico ni motivó la cancelación de consultas, pruebas diagnósticas ni tratamientos».

Asimismo, relataron que al volver la luz, el corte provocó una avería que afectó a parte del hospital, aunque esta zona fue abastecida de energía gracias a los grupos electrógenos del centro, tal y como está previsto en estos casos.

A pesar de disponer de energía eléctrica en todo el centro (de forma ordinaria o con grupos electrógenos), la Dirección del hospital decidió reprogramar las 37 intervenciones quirúrgicas previstas para esa mañana «como medida preventiva».

Aclararon que todos los equipos del centro que precisan luz para funcionar estuvieron activos y a pleno rendimiento en todo momento como es el caso de los aceleradores lineales, aparatos de radiodiagnóstico resonancias magnéticas, y que no se suspendió ningún tratamiento quimioterápico. Al respecto, el director gerente del hospital, Joaquín Sanchís, lamentó que «haya personas interesadas en desprestigiar este hospital generando una alarma social con falsedades y desacreditando la profesionalidad de los trabajadores del centro».

A las seis y media de la tarde, todo el hospital estaba conectado a la red, la pieza se había sustituido y ningún servicio dependía del grupo electrógeno.