MENÚ
sábado 20 julio 2019
20:56
Actualizado

Carmena no reconoce a Guaidó como líder venezolano

Con su voto tumba las mociones de PP y Cs, que instaban a un llamamiento por los derechos humanos.

  • El pueblo venezolano no ha dejado de manifestarse en la capital para reclamar una democracia real en su país
    El pueblo venezolano no ha dejado de manifestarse en la capital para reclamar una democracia real en su país

Tiempo de lectura 4 min.

30 de enero de 2019. 02:42h

Comentada
J.V. Echagüe 30/1/2019

La situación de Venezuela copó el tramo final del Pleno del Ayuntamiento de Madrid. Hasta cuatro mociones de urgencia se debatieron ayer en relación con la difícil situación por la que atraviesa el país caribeño. En principio se iban a someter a votación dos iniciativas, pertenecientes a PP y Cs, aunque a última hora se sumaron las del PSOE y Ahora Madrid. La del PP, presentada por el portavoz de su grupo municipal y candidato a la alcaldía, José Luis Martínez-Almeida, buscaba que el Consistorio instara al Gobierno a reconocer al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino del país caribeño. La moción de Cs, planteada por su portavoz y candidata, Begoña Villacís, iba también por la misma línea e instaba a demás al Consistorio a adoptar un conjunto de acuerdos y medidas. Al final, ese reconocimiento de la ciudad de Madrid a Guaidó estuvo en manos de Manuela Carmena. PP y Cs apoyaron mutuamente sus mociones, muy claras en su posición de instar al Gobierno a aceptar al nuevo presidente de Venezuela, mientras que Ahora Madrid y PSOE votaron en contra. Este empate fue roto por la persona que ostenta voto de calidad en el Pleno, es decir, la alcaldesa, que rechazó las propuestas.

Para Martínez-Almeida, era «imprescindible» que una ciudad como la capital de España hiciera un «llamamiento por los derechos humanos». «Necesitamos que la comunidad internacional, empezando por España, colabore a concluir la matanza que se está llevando a cabo en Venezuela, con 40 asesinados y cientos de personas presas en la última semana», afirmó el líder del PP, que se acordó del pasado chavista de los actuales dirigentes de Ahora Madrid y de Podemos. «Aparte de borrar tuits, hay que pedir perdón a ese pueblo y devolverles el dinero a espuertas que se han llevado de Venezuela», afirmó, en referencia a Íñigo Errejón.

Martínez Almeida recordó la manifestación de venezolanos que llenaron la Puerta del Sol hace apenas una semana. «Ustedes deberían haber estado allí, viendo las caras de la gente», afirmó en referencia a los ediles de Ahora Madrid.

«Nacidos del régimen»

«Hoy votamos por vosotros», afirmó Begoña Villacís, en referencia al público venezolano que asistió ayer al Pleno. La candidata de Cs aludió al anuncio de Pedro Sánchez de dar un plazo de ocho días al Gobierno de Maduro para convocar elecciones. «A Venezuela, ocho días les supone mantener a más de 600 presos políticos encarcelados; que el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) siga realizando torturas; que los pacientes con cáncer mueran porque no hay tratamientos; que los niños sufran desnutrición... El señor Maduro ya ha hablado y ya ha dicho que no piensa convocar elecciones. ¿Qué tiene de razonable encargar a un dictador unos comicios?», se preguntó Villacís. Al igual que Martínez-Almeida, recordó los orígenes ideológicos de varios de los líderes del actual Gobierno municipal: «Ustedes nacieron con el régimen y les acompañó hasta la Universidad».

Si bien el primer punto de la moción de Cs, el que instaba al Gobierno de Sánchez a reconocer a Guaidó, fue rechazado tras el voto de la alcaldesa, si que salieron adelante los otros tres puntos de los que constaba: el Ayuntamiento deberá trabajar con las ONG y los organismos internacionales para la defensa y promoción de los derechos humanos y en especial para el establecimiento de la paz y democracia en Venezuela; la ciudad de Madrid fomentará la cooperación internacional y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 en el país caribeño, y, por último, el Consistorio participará en proyectos de cooperación al desarrollo para facilitar el progreso económica y social de sus ciudadanos.

La moción de Ahora Madrid no llegó ni siquiera a debatirse, ya que fue rechazada previamente por el resto de grupos. En palabras de su portavoz, Rita Maestre, abogaban por «una solución negociada y pacífica al conflicto», en la línea del Gobierno de Uruguay, que no ha reconocido a Guaidó como presidente. Además, Maestre consideró «chocante» que la situación de Venezuela «sume más proposiciones en el Pleno que las que afectan a los distritos de Villaverde o Usera». «No se puede negar una crisis de grandes dimensiones tanto humanitaria como social, económica y política. Pero la solución de este grupo, como ha ocurrido en otros conflictos polarizados, es favorecer la solución pacífica. No se trata de declaraciones o reconocimientos. ¿Cómo se cambia de la noche a la mañana una estructura política? ¿A través de un levantamiento interno? ¿Por una injerencia militar? No es nuestra posición alentar más caos ni ir de la mano de Bolsonaro y Trump», dijo Maestre.

PSOE: prudencia vs urgencia

En cuanto a la moción presentada por el PSOE, la concejala Érika Rodríguez Pinzón defendió el apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez en su idea de «ofrecer una respuesta consensuada con la UE» que «en ningún caso supone un apoyo a Nicolás Maduro». «El 90% de la población de Venezuela vive en la pobreza y más de tres millones de personas han tenido que dejar el país. Pero la urgencia no está reñida con la prudencia. Tenemos que estar a la altura de lo que piden los venezolanos. No son un arma arrojadiza. Necesitan una respuesta a largo plazo y que su salida sea hacia la democracia y el pluralismo político», sostuvo la edil durante su intervención. En el caso de la moción del PSOE, sólo se aceptaron dos de los cuatro puntos, que contaron con el apoyo de PP y Cs.

Últimas noticias