Toros

El Defensor del Pueblo defiende el uso taurino de la Venta del Batán

Pide al Ayuntamiento información «sobre el uso al que pretende destinar las instalaciones» de la antigua escuela.

Tauromaquias Integradas se ha propuesto que los usos taurinos no desaparezcan de las instalaciones municipales
Tauromaquias Integradas se ha propuesto que los usos taurinos no desaparezcan de las instalaciones municipales

Pide al Ayuntamiento información «sobre el uso al que pretende destinar las instalaciones» de la antigua escuela.

Al culebrón creado en torno al futuro de la Venta del Batán y que ha enfrentado al Ayuntamiento y a sus antiguos gestores se suma ahora el Defensor del Pueblo. Después de que los responsables de la ya desaparecida escuela taurina Marcial Lalanda recurrieran al órgano estatal para que se pronunciara por el posible incumplimiento del acuerdo plenario de 2015, que dicta que los usos de la Venta del Batán deben estar vinculados a la tauromaquia, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha señalado ahora que dedicar las instalaciones a otros usos o tomar la decisión de clausurarlas supondría «una violación de la normativa vigente».

En un comunicado, los representantes de Tauromaquias Integradas, la asociación que luchará por establecer su sede en los antiguos terrenos de la escuela Marcial Lalanda, aseguran que Fernández Marugán ha solicitado información al consistorio que dirige Manuela Carmena acerca de los usos a los que pretende destinar las instalaciones. «Esta fiscalización se considera de gran interés puesto que evitaría que la histórica y emblemática Venta del Batán pueda caer en desuso o ser destinada a otros fines diferentes de los previstos como Bien de Interés Cultural, que son exclusivamente taurinos», indicó la recién remodelada entidad que preside el diestro José Miguel Arroyo «Joselito».

Aunque el Ayuntamiento aún no ha recibido de manera oficial el documento que recoge los pormenores del proyecto que ha desarrollado Tauromaquias Integradas y que pretende girar en torno a la Venta del Batán, fuentes municipales aseguran que «en ningún caso» permitirán que los toros vuelvan a usarse en las instalaciones para clases o exhibiciones. Sin embargo, responsables de Cultura sí aseguraron que negociarán con la asociación para cumplir el acuerdo plenario de 2015 que especifica que las instalaciones de la Casa de Campo deben usarse de forma exclusiva para la tauromaquia.

Los toros del futuro

El proyecto que presentaron el miércoles «Joselito», José Luis Bote y Enrique Martín Arranz, las tres caras que encabezan la resistencia, contempla la creación de organismos innovadores como un gran Centro de Formación de Tauromaquias o un Instituto de Investigaciones Taurinas. Los responsables afirmaron que si bien esta nueva cara de Tauromaquias Integradas se venía gestando en la sombra desde hace años, la decisión de sacarla a la luz de manera oficial vino propiciada por la guerra abierta que mantienen con el Ayuntamiento. «La unidad de los profesionales y de los aficionados frente a los ataques políticos y la asfixia administrativa, fiscal y reglamentaria que sufren los festejos de base» es el objetivo de la iniciativa según Miguel Luque, uno de los taurinos que encabezan el proyecto.