Electrocutado en una torre de alta tensión de Torrejón

Los Bomberos encontraron su cadáver en un descampado que estaba envuelto en llamas

Rafael tenía 21 años y se encontraba solo en el descmapado
Rafael tenía 21 años y se encontraba solo en el descmapado

Los Bomberos encontraron su cadáver en un descampado que estaba envuelto en llamas

Se desconoce si encontraba con más gente en un principio o directamente decidió irse allí él solo. Rafael R. C. tenía 21 años y la madrugada de ayer perdió la vida de forma accidental y en medio de varias intrigas. Se encontraba en mitad de un descampado situado a la altura de la calle Valle del Cabriel, en el término municipal de Torrejón de Ardoz. Fuentes policiales apuntan la posibilidad de que estuviera bebiendo alcohol antes de que sucediera la tragedia y éste pudiera ser un detonante para que el joven decidiera subirse a una torre de alta tensión.

Los agentes de la Policía Judicial de la comisaría de Torrejón investigan si el fuego fue originado antes de subirse a la torre o, por el contrario, cayeron algunas chispas tras la electrocutación que sufrió el joven.

Una de las hipótesis que se barajan es que se encontrara en un avanzado estado de embriaguez y provocara de forma accidental el fuego en el descampado. Quizás estaba un poco desorientado y trató de protegerse del fuego subiendo a la torre de alta tensión. En un momento se electrocutó y cayó al suelo, donde murió. Cerca de su cuerpo había una botella de ron y una mochila con enseres personales, según fuentes policiales. Es posible que nadie hubiese encontrado su cuerpo sin vida esa noche, ya que se trataba de un descampado, pero fue precisamente el fuego lo que alertó a los vecinos de las viviendas más cercanas, y el fuerte olor a humo lo que provocó la llamada de alerta a la centralita de Emergencias-112.

Enseguida acudió una dotación de Bomberos al lugar de los hechos pero, en lugar de ocuparse sólo de la extinción de unas llamas de un simple incendio de pastos, se encontraron con el cuerpo ya sin vida del joven, según informó un portavoz de Emergencias-Comunidad de Madrid. En realidad, lo que primero se encontraron los profesionales fueron restos de ropa y, después de hacer una revisión perimetral, ya se toparon con el cuerpo sin vida del joven, según explicó el jefe de la dotación de Bomberos que acudió a la emergencia, Víctor Sanromán.

Eran alrededor de las 4:00 horas de la madrugada y, tras el hallazgo, también se desplazaron al lugar facultativos del Summa, que sólo certificaron la muerte del joven de 21 años. Tenía parte del cuerpo carbonizado, según fuentes sanitarias. Los Bomberos, por su parte, extinguieron enseguida el fuego en los 500 metros cuadrados aproximadamente que ocupaba el terreno en la zona conocida como Valle del Cabriel. No tardaron más de cinco minutos y fue al terminar las tareas cuando se encontraron con el cuerpo ya sin vida de Rafael.

Será la autopsia realizada en el Instituto Anatómico Forense de Ciudad Universitaria la que determine las causas exactas de su fallecimiento.

Su cuerpo estaba a