Cordish suma una playa para convencer a Cifuentes

La empresa presenta garantías bancarias para los 2.200 millones de inversión y dotaciones culturales y deportivas desde la fase 1

La empresa presenta garantías bancarias para los 2.200 millones de inversión y dotaciones culturales y deportivas desde la fase 1

El grupo Cordish no se ha dado por vencido tras el primer «no» de la Comunidad de Madrid a su complejo de ocio y juego en Torres de la Alameda y el pasado miércoles presentó su «versión 2» de Live! Resorts Madrid para que sea considerado como Centro Integrado de Desarrollo (CID). En esta nueva propuesta, los norteamericanos subsanan aquellos escollos que hicieron que, en febrero, la Consejería de Economía decidiese no tramitar la apertura del concurso público para el CID al considerar que el proyecto de Cordish no era viable e incumplía los requisitos de esta figura administrativa que otorga ventajas fiscales y urbanísticas, entre otras cuestiones, al desarrollo de grandes proyectos.

La orden de no tramitación firmada por la consejera Engracia Hidalgo, suponía iniciar desde cero la solicitud de CID, cuestión que no ha arredrado a los norteamericanos que en apenas dos meses han reestructurado la documentación para aportar los datos que, creen, permitirán dar luz verde a la convocatoria de un concurso público para crear el Centro Integrado de Desarrollo. Así, Live! Resorts Madrid Versión 2 incluye todas las infraestructuras requeridas para ser considerado CID, entre ellas una playa artificial de seis hectáreas de acceso gratuito, en la que se podrán realizar deportes como wind-surf, paddle surfing, kayacking o voley-playa.

Tres grandes obstáculos

El nuevo proyecto subsana los principales obstáculos que señaló el Gobierno de Cristina Cifuentes para poder tramitar el proyecto. El primero de ellos consistía en la falta de multisectorialidad, puesto que en la fase inicial de construcción no se incluían todas las instalaciones necesarias para ser considerado CID como las actividades deportivas y culturales. Ahora, junto al ya anunciado hotel de 500 habitaciones, centro de convenciones, áreas de juego, restauración y compras y aparcamiento, se añade la playa, un teatro, club de jazz y club de la comedia, salas de cine y una escuela de cine y televisión, así como un museo infantil basado en la casa del Ratón Pérez, otro de éxitos deportivos y un tercero de vías pecuarias.

Por otro lado, se han incluido en el dossier la garantía personal de David Cordish para la culminación de la inversión prevista de 2.200 millones de euros en tres fases –la inicial, con un coste de 600 millones de euros, y dos áreas de expansión al este y al oeste del complejo–. También se adosan dos cartas bancarias de M&T, el banco de Warren Buffet, en las que en un primer lugar se garantiza la existencia de los 550 millones de dólares consignados por Cordish para el proyecto madrileño y, en segundo lugar, se confirma el respaldo de la entidad para cubrir los 2.200 millones de inversión. Del mismo modo, se incluye una tercera carta bancaria de Credit Suisse que considera viable respaldar el proyecto financieramente. A esto se añade una concesión de préstamo por parte de la familia Cordish a la filial española de la compañía de 275 millones de dólares más disponibles a día de hoy.

Por último, el tercer escollo que más se han esforzado en aclarar es la inversión de 340 millones de euros en infraestructuras que consideró la Consejería de Transportes que sería necesaria para dar cobertura al complejo. En su lugar, Cordish se compromete a cubrir el coste del desdoblamiento de la M-224 y del acceso al complejo desde ésta carretera, que supondrá 15 millones de euros. También pondrán en marcha autobuses lanzadera gratuitos para conectar Live! Resorts Madrid con el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid-Barajas, Ifema, estaciones de trenes y el centro de la capital.

También se une otra carta bancaria de Credit Suisse y la concesión por parte de la familia Cordish -que en Estados Unidos está constituida también como entidad financiera- de un crédito adicional de 275 millones de euros.

Por otro lado, se amplian los componentes de la primera fase, que según la Comunidad de Madrid no incluía las instalaciones culturales y deportivas para obtener la consideración CID. Así, en el Área Central, que tendrá un coste de 600 millones de euros y conforma el 70% de la superficie del complejo, se incluye una playa de seis hectáreas -una piscina con la tecnología Crystal Lake Lagoon, cuya contrato no estaba cerrado cuando presentaron la primera solicitud-, que será de acceso gratuito y donde se realizarán actividades deportivas como voley-playa, paddle surf o kayacking, entre otras.

Junto al ya presentado hotel de 500 habitaciones, el Centro de Convenciones, zonas de restauración, comercial y casino, ahora el Área Central cuenta también con un Teatro, Club de la Comedia, instalaciones para música en directo, museos infantil, deportivo y sobre las vías pecuarias y una escuela de cine. También hay una zona wellness con salas de yoga y servicio de entrenamientto y rutas de mountain bike y senderismo.

Por último, también se trata de superar otro de los escollos de la primera solicitud con respecto a las infraestructuras de Transporte, que la Comunidad calculó que supondrían una inversión pública de 340 millones de euros. En este sentido, Cordish se compromete a invertir los 15 millones de euros necesarios para el desdoblamiento de la M-224 que pasa junto a las parcelas en las que se levantará Live! Resorts Madrid, y los accesos al complejo, así como a poner en marcha autobuses lanzadera gratuitos que conectarán las instalaciones con el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas, Ifema, las estaciones de trenes y autobús y con el centro de la ciudad.

Además, Cordish ha hecho público el dossier completo entregado a la Comunidad de Madrid para la solicitud de CID, renunciando al acuerdo de confidencialidad que se firma habitualmente.