La concejalía de Mayer se personará en todos los casos de violencia machista

La nueva delegada de Políticas de Género y Diversidad plantea en su toma de posesión la necesidad de aumentar el presupuesto del área. Deberá negociar esta modificación presupuestaria con el PSOE y con sus compañeros de Ahora Madrid

Rita Maestre y Celia Mayer, ayer, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno
Rita Maestre y Celia Mayer, ayer, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno

La nueva delegada de Políticas de Género y Diversidad plantea en su toma de posesión la necesidad de aumentar el presupuesto del área. Deberá negociar esta modificación presupuestaria con el PSOE y con sus compañeros de Ahora Madrid

Celia Mayer tomó posesión ayer de forma oficial de su tercer cargo desde que es concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Fue durante una semana la presidenta del distrito de Villaverde. Después, tras la dimisión de Guillermo Zapata, pasó a ser la delegada de Cultura y Deportes. Ahora, afronta una nueva etapa como la encargada de poner en marcha el área de Políticas de Género y Diversidad. La Junta de Gobierno celebrada ayer dio el visto bueno a su nombramiento. El departamento de nueva creación contará con dos direcciones generales: una centrada en prevenir la violencia machista y atender a sus víctimas y otra focalizada en la promoción de la igualdad y la no discriminación. No dio pistas en torno a las personas con las que contará en su equipo directivo ni siquiera cuando fue preguntada en torno a la posibilidad de «fichar» a la actual consejera delegada de Madrid Destino, Ana Varela, si finalmente, como consecuencia de la reestructuración del área de Cultura que realizará Carmena, abandona esta responsabilidad.

Junto a la formación de un equipo de confianza, Mayer tendrá como principal reto la mejora del presupuesto que el Ayuntamiento dedica en este momento a las políticas de Igualdad. La concejalía de Políticas de Género y Diversidad se ha formado a partir de la Dirección de Igualdad entre Hombres y Mujeres, dependiente hasta ayer del área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, dirigida por la primera teniente de alcalde y mano derecha de Carmena, Marta Higueras. El presupuesto general del consistorio de 2017 –aprobado tras el acuerdo suscrito entre Ahora Madrid y el PSOE–, la Dirección General de Igualdad cuenta con un presupuesto de poco más de 17 millones de euros. De ese total, tres millones sufragan el gasto en personal y otros tres millones a transferencias corrientes. Eso implica que el presupuesto que el Gobierno municipal dedica a políticas de Igualdad –dentro de esta Dirección General– es de algo de 11 millones de euros, tal y como reconoció la propia Mayer en rueda de Prensa.

La delegada sí expresó su confianza de gestionare más recursos. La creación de esta área implicará una modificación presupuestaria de modo que los recursos adicionales que se destinen a Políticas de Género y Diversidad deberán ser detraídos de otras áreas o de las partidas destinadas a los distritos. Preguntada por si estos cambios en las cuentas acordadas con el PSOE serán consensuados con el grupo de Purificación Causapié, Mayer aseguró que esa es la intención de Ahora Madrid. Hasta que llegue esa mejora del presupuesto de la concejalía que ya comanda Mayer, esta área es la segunda menos dotada sólo por detrás de la que dirige Rita Maestre –Portavocía y Coordinación de la Junta de Gobierno–, con partidas que suman 9,3 millones de euros.

En el otro extremo, las áreas que cuentan con mayor presupuesto son Medio Ambiente y Movilidad (913 millones), Salud, Seguridad y Emergencias (759), Desarrollo Urbano (743) y Equidad, Derechos Sociales y Empleo (481). El conjunto de los 21 distritos manejan un presupuesto de 607 millones de euros.

Al frente de esta responsabilidad, Mayer puso como prioridad absoluta la elaboración de un plan de choque contra las violencias machistas, que requerirá estar en contacto «con todos los grupos políticos del Ayuntamiento» y «cooperación institucional con el resto de administraciones».

Dentro de este ámbito, también apuntó a la necesidad de prestar atención a la violencia en el marco de la pareja y expareja, la violencia sexual, los matrimonios forzosos, el acoso sexual, el aborto forzado o la mutilación genital femenina. De entre las cuestiones concretas que tratará de poner en marcha, la ex responsable de Cultura mencionó la mejora de las herramientas de identificación de las violencias machistas ante el silenciamiento al que se ven sometidos los casos en muchas ocasiones así como un aumento del trabajo de sensibilización, centrado especialmente en los jóvenes dado un repunte de la violencia sexual en este colectivo. Otro de los aspectos novedosos esbozados ayer por la delegada pasa por el refuerzo del servicio jurídico de atención integral que se materializará en que el consistorio se personará como acusación particular en todos los casos de crímenes machistas que tengan lugar en la capital.

Respecto a la posibilidad de que Marta Higueras, responsable de estas competencias hasta ayer, pueda tutelar su trabajo, Mayer sólo quiso destacar que lo primero que hizo tras recibir este encargo de la alcaldesa fue reunirse con ella para conocer el trabajo realizado en estos dos años. En estas semanas, Mayer también ha mantenido encuentros con grupos feministas y otros cargos públicos.

Condenar a las CUP «no es urgente»

La nueva concejala de Políticas de Género y Diversidad quiso confirmar ayer que si no se encontraba en el Pleno durante la votación para condenar el ataque de las CUP a la sede del PP no fue por casualidad. Mayer lo hizo intencionadamente y lo hizo, según afirmó, porque «yo no comparto que un acto de las CUP o lo que fuera sea una cuestión urgente y extraordinaria a discutir en el pleno de Madrid».