Los 11 detenidos en Moratalaz, acusados de resistencia y atentado

La Razón
La RazónLa Razón

Los once detenidos durante la manifestación que ayer concentró a cerca de 200 personas en las puertas de la comisaría de Moratalaz quedaron ayer en libertad. Sin embargo, todos ellos han sido acusados de los cargos de resistencia, desobediencia y atentado contra la autoridad por lo que tendrán, en los próximos días, que comparecer ante el juez que les corresponda.

Dicha manifestación se convocó a través de las redes sociales como protesta a las 19 detenciones que, durante la madrugada de ayer, practicó la Policía como consecuencia del ataque que sufrió una asociación de estudiantes en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense el pasado 20 de noviembre. Durante aquellos hechos se produjeron cinco heridos y destrozos en el mobiliario de la facultad.

Diecisiete de esos 19 detenidos pasaron durante la tarde de ayer a disposición judicial y quedaron en libertad aunque el juez les imputa un delito contra los derechos fundamentales, según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.Los dos restantes han quedado esta mañana en libertad con cargos por razones humanitarias, concretamente por temas médicos.

Tanto la concentración del 20-N, tras la que se produjeron los altercados (la manifestación transcurrió sin problemas y un grupo de un centenar de personas se dirgiió después a Derecho), como la manifestación de ayer en Moratalaz estaban convocadas por grupos de ultraizquierda. De hecho, según fuentes policiales, entre los detenidos se encuentra el número dos de Izquierda Castellana, René Otaduy Paz, así como integrantes de otros grupos de esta tendencia como «Los Bukaneros» (peña ultra del Rayo Vallecano) y simpatizantes de otros sectores como la «anarquía insurrecionalista» y las brigadas antifascistas.