¿Pasa la ITV su futura mascota?

Más de 400 tiendas de animales serán objetivo de «redadas» estos días. La documentación de las especies y las instalaciones dónde las venden, objetivo de los inspectores

Los inspecctores analizan cada uno de los ejemplares a la venta
Los inspecctores analizan cada uno de los ejemplares a la venta

MADRID- Las navidades se acercan, y con ello, las compras compulsivas típicas de esta época. Por desgracia, el mercado de los animales no es una excepción, y la euforia navideña hace que muchos padres compren una mascota, generalmente para los más pequeños de la casa, sin ser conscientes de la responsabilidad que conlleva. Las tiendas de animales, criaderos, rehalas o residencias lo saben y por estas fechas el número de mascotas que albergan en sus instalaciones aumenta considerablemente. Por este motivo, la Comunidad ha iniciado una campaña de inspecciones antes de que empiece la Navidad, para asegurarse de que las condiciones en las que viven los animales son las adecuadas para su perfecto bienestar.

Los técnicos realizarán más de 400 inspecciones durante este periodo en este tipo en instalaciones de toda la región. Estas revisiones constan de dos partes, la documental y la de instalaciones. Pepa Moreno es una de las inspectoras: «Primero realizamos una inspección documental y después revisamos las instalaciones», explicó. Uno de los aspectos más importantes es que «los animales que se vendan deben entregarse a los compradores con una garantía de ocho días y un certificado veterinario que asegure que no tiene ninguna enfermedad». La tienda en la que se estaba realizando la inspección, Petuluku, no vende ni gatos ni perros, esto se debe a que trabajan con una protectora de animales para fomentar la adopción de estos animales, algo que concuerda con la filosofía de la Comunidad, tal y como explica el consejero de Medio ambiente Borja Sarasola, «trabajamos para fomentar la tenencia responsable de animales y favorecer la adopción. La adquisición de un animal de compañía no puede ser nunca fruto de una decisión momentánea, sino resultado de una reflexión serena y meditada. Nos encontramos con que la mascota adquirida en Navidad termina abandonado cuando empieza a ser visto como una molestia» declaró el consejero».

Tras la inspección documental, comienza la de las instalaciones. Lo primero es comprobar la zona de cuarentena, donde se encuentran los animales que acaban de llegar a la tienda, normalmente están allí una semana antes de salir a la venta para comprobar que no tengan ninguna enfermedad contagiosa, «una de las cosas que miramos es que si hay algún animal enfermo esté separado del resto».También se comprueban las medidas y estado de los habitáculos de los animales.

«La mayoría de las infracciones de este tipo se producen porque los animales no tienen espacio suficiente y están amontonados o casi sin espacio para moverse». Otras de las obligaciones de los inspectores es comprobar que los animales que no han sido criados en cautividad tienen puesto el microchip obligatorio, para ello, pasan un lector por el cuerpo del animal en cuestión, en este caso un hurón, y comprueban que todo el proceso desde que el animal salió de su país de origen hasta que llego al establecimiento ha sido correcto. Se ha comprobado que a cuantas más inspecciones, menos denuncias se producen gracias al efecto disuasorio. En 2012 se impusieron tan sólo 16 denuncias, frente a las 34 del año anterior: 2 por condiciones inadecuadas, 10 por carecer de núcleo zoológico y 4 por la venta de animales enfermos. Las sanciones pueden ser leves, como la venta de animales de compañía a menores sin autorización paterna y las graves, que se refieren al mantenimiento de los animales sin la alimentación adecuada y la práctica de sacrificios sin la autorización necesaria.

El Plan de Protección y Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid persigue que la gente que quiera tener un animal valore la adopción como la opción mas positiva tanto para el animal como para ellos, ya que hay que tener en cuenta que la mayoría de abandonos se producen en el mes de mayo, cuando después de haber sido regalados en Navidad pasan a ser un estorbo para sus dueños. Los primeros seis meses de 2013 han sido positivos a este respecto, con 2,743 perros y 1,228 gatos adoptados y un descenso del abandono del 2%.

Un «pasaporte» imprescindible para vender

Las tiendas de animales deben tener el certificado de registro y el libro de registro de las entradas y salidas de los animales al día. No todas las tiendas están autorizadas para vender productos veterinarios, muchas sólo tienen permiso para aplicarlos por eso se les exige un certificado de autorización.