Puertas abiertas al independentismo y cerradas a los clubes deportivos

La concejala de Carmena que ha autorizado la cesión de la Nave de Terneras para un acto a favor del referéndum ilegal en Cataluña niega a entidades de Usera el acceso a edificios municipales.

La Nave de Terneras de Matadero acogió ayer la conferencia «Capitalismo y violencia contra la mujer», de Silvia Federici
La Nave de Terneras de Matadero acogió ayer la conferencia «Capitalismo y violencia contra la mujer», de Silvia Federici

La concejala de Carmena que ha autorizado la cesión de la Nave de Terneras para un acto a favor del referéndum ilegal en Cataluña niega a entidades de Usera el acceso a edificios municipales.

Tras la polémica conferencia que el presidente autonómico Carles Puigdemont pronunció el pasado mayo en el Palacio de Cibeles en favor de la independencia de Cataluña, aquel episodio amenaza con volver a repetirse cuatro meses después. De nuevo un edificio de titularidad municipal, dependiente del Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid), acogerá un acto en favor del referéndum ilegal que defienden los partidos secesionistas en Cataluña para el próximo 1 de octubre. El evento tendrá como escenario uno de los espacios de Matadero, en concreto la Nave de Terneras. Se celebrará el 17 de este mes después de que así lo solicitara la asociación Madrileños por el Derecho a Decidir. La Nave de Terneras se encuentra dentro del recinto de Matadero, de cuya gestión se encarga la empresa pública Madrid Destino. Sin embargo, este edificio está adscrito a la Junta de Distrito de Arganzuela. Por tanto, el permiso para la celebración del acto pro-independencia previsto para dentro de dos semanas fue concedido desde el distrito, presidido por la concejala de Ahora Madrid Rommy Arce.

Arce está al frente de los distritos de Arganzuela y Usera y forma parte del ala más radical de la formación que sostiene a Carmena en la Alcaldía. Miembro de Ganemos y de Anticapitalistas, se ha visto envuelta en la polémica con frecuencia desde su llegada al consistorio. Precisamente uno de los terrenos que más críticas le ha generado entre los vecinos de los distritos que preside es su falta de apoyo a las entidades y asociaciones deportivas que, especialmente en Usera, reclaman a la junta municipal el acceso a espacios de titularidad municipal en los que poder desarrollar sus actividades. Se trata de un problema que se ha convertido en recurrente en estos dos primeros años de legislatura y que, ahora, con el arranque del curso escolar vuelve a ponerse de manifiesto.

Un ejemplo de ello lo representa la Asociación Deportiva Curris, que solicitó a principios de verano poder utilizar el polideportivo del colegio Ciudad de Jaen, en Usera, para que sus equipos puedan entrenar. «Pedimos sólo acceder en las horas libres, en las que las escuelas de promoción del Ayuntamiento no estén utilizando el polideportivo», asegura Salvador Moreno, presidente de la asociación. De hecho, durante el curso escolar que finalizó el pasado mes de junio los equipos de esta asociación sí pudieron utilizar el polideportivo del colegio gracias a que la concejala Arce así lo autorizó. «Lo que no entendemos es que este año se nos niegue lo mismo que el año pasado aprobó la concejala». El jarro de agua fría para los chavales de esta asociación llegó este julio por medio de un informe de la junta de distrito en el que se les negaba el acceso al polideportivo para el curso que está a punto de comenzar. El equipo de Ahora Madrid en Usera argumenta que el acceso de los equipos de la asociación Curris al polideportivo «violaría el principio de libre concurrencia» y pondría en peligro a las escuelas de promoción del Ayuntamiento. «El viernes empiezan los niños el colegio y aún no sabemos si este año podrán jugar al baloncesto como el curso pasado. Y todo por la falta de diálogo de la concejala que sólo abre las puertas de las instalaciones municipales a las asociaciones afines», señala el padre de dos hijos que podrían verse afectados por el veto de Arce. «Lo que se está viendo es que la concejal mira el tinte político de las asociaciones. Y nosotros no nos vamos a casar con ningún partido político, sólo con nuestros chavales y nuestro deporte», afirma el presidente de Curris.

El veto de la edil a esta entidad deportiva impedirá, si nada cambia, a los equipos de baloncesto de la asociación acceder al polideportivo en el curso que empieza el viernes. Aunque existe todavía una hilo de esperanza al que se agarran las familias afectadas. El PSOE en el distrito está estudiando presentar una moción de urgencia en el pleno ordinario que se celebrará mañana para obligar a Arce a debatir sobre esta cuestión y forzar una votación en la que, casi con toda seguridad, saldría adelante –si PP y Ciudadanos la apoyan– permitir a la asociación Curris disfrutar del recinto municipal en las mismas condiciones que el año pasado.

UNA CESIÓN GRATUITA

En torno a la autorización que Rommy Arce sí ha dado a la filial de la Asamblea Nacional de Cataluña en Madrid para que celebre en Matadero un acto a favor de la independencia, se pronunció ayer la alcaldesa en funciones Marta Higueras. «Se ha cedido en las mismas condiciones en las que se cede habitualmente, es una cesión gratuita porque a todas las organizaciones sin ánimo de lucro se les cede; el Ayuntamiento no se posiciona de ninguna manera», reconoció a los medios la número dos del Gobierno de Carmena. Confirmó así que los organizadores del acto a favor de la secesión no tendrán que pagar en contra de lo que sí sucedió en mayo con el acto de Puigdemont en el auditorio Caja de Música de Cibeles.