Rivas se salta a las eléctricas y compra la energía que consume

El Ayuntamiento aquiere la electricidad en el mercado mayorista y asegura que ahorra un 20 por ciento

El Ayuntamiento aquiere la electricidad en el mercado mayorista y asegura que ahorra un 20 por ciento.

Rivas ya no depende de las eléctricas. El municipio del este de Madrid es el primero de la región y el tercero del país que comprará la energía directamente al mercado mayorista, suprimiendo así los gasto de los intermediarios. Con esta medida, el Consistorio calcula que ahorrará un 20 por ciento del total de la factura eléctrica –hasta 400.000 euros al año–, además de que disminuirá notablemente el impacto medioambiental. Hasta ahora solo habían tomado esta decisión los dirigentes de Avilés, en Asturias, y de Canfrac, en Huesca.

Portavoces del Ayuntamiento de Rivas explicaron que el objetivo de la corporación municipal es alcanzar la «absoluta autonomía» respecto a las decisiones de las compañías eléctricas, las mismas «que siguen decidiendo cómo fluctúa el precio de la luz». Además, esta medida permitirá que el Ejecutivo local tenga un mayor control de lo gastado, facilitando de esta manera la planificación del presupuesto.

Para que las compras, que se realizan cada día mediante subasta, sean lo más precisas posible y se ajusten a la cantidad que necesitan los vecinos, el Ayuntamiento elaboró un estudio de las cifras de consumo globales. La adquisición de energía se realizará a través de una empresa especializada con sede en la propia localidad. Rivas ya ha dado de alta tres grandes suministros que proveen al edificio de servicios administrativos, a la escuela infantil Rayuela, la Casa Oikos, el polideportivo Cerro del Telégrafo, el auditorio Pilar Bardem, el recinto multifuncional, el edificio de Alcaldía y el polideportivo Parque del Sureste.

«Así somos más conscientes del gasto y podemos ajustar cualquier desfase que detectemos en la potencia contratada, con el consiguiente ahorro económico», indicó la concejala de Hacienda, Sira Riego, que añadió que hasta ahora las eléctricas no enviaban la factura «detallada», pero ahora el Ejecutivo local podrá controlar de forma más precisa y exhaustiva todos los consumos en cada punto de luz. Madrid y Zaragoza ya piensan en seguir los pasos de Rivas.