Carmena se desmarca de Ahora Madrid y vota junto a PP y Cs a favor de los presos venezolanos

La alcaldesa y su número dos se suman a una moción para recibir a los familiares

Seis ediles de Ahora Madrid, entre ellos el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, votan en contra de pedir la liberación de Leopoldo López.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid dejó ayer una imagen insólita: la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, se desmarcó de la posición de su partido. La regidora –junto a su mano derecha en el Ejecutivo municipal, Marta Higueras– apoyó una iniciativa formulada por el Partido Popular en contra del criterio de los otros 18 ediles de Ahora Madrid. No es la primera vez en la que el partido de la ex jueza vota dividido una propuesta en el Pleno de Cibeles. El de ayer, sin embargo, sí constituyó el primer caso en el que la alcaldesa se queda prácticamente sola en su bancada.

Como ya ocurrió en septiembre de 2015, una moción sobre Venezuela fue la que evidenció las fuertes tensiones que sacuden a Ahora Madrid. Coincidiendo con el tercer aniversario del encarcelamiento del opositor venezolano Leopoldo López, el grupo municipal del PP defendió en la sesión de ayer una iniciativa de apoyo al respeto de los derechos humanos en el país suramericano. El primero de los puntos de la moción planteaba que el consistorio exija al Gobierno de Nicolás Maduro la inmediata liberación de López así como del ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma y del resto de presos políticos actualmente encarcelados. Aquí se produjo la primera división: los seis concejales del ala radical de Ahora Madrid votaron «no». El resto de concejales del grupo, incluida Carmena, apoyaron esta exigencia alineándose con los concejales de PP, PSOE y Ciudadanos.

Fue, sin embargo, en la votación del punto 2 de la propuesta cuando Carmena e Higueras se desmarcaron del resto de integrantes de su grupo. El PP planteaba aquí que el ayuntamiento invitase a la «esposa y padres de Leopoldo López a una recepción con la alcaldesa y representantes de todos los grupos municipales en la que se les mostrará la solidaridad de los madrileños». El punto salió adelante y, por tanto, la recepción con la familia de Leopoldo López tendrá lugar gracias a que Carmena y la primera teniente de alcalde se sumaron al «sí» del PP y de Ciudadanos. El PSOE y once ediles de Ahora Madrid se abstuvieron mientras que otros siete concejales del partido instrumental de Podemos votaron en contra. Tanto en esta cuestión como en la exigencia de puesta en libertad de los presos políticos, los ediles de Ahora Madrid que se opusieron fueron los vinculados con Izquierda Unida –Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez– y los cercanos al movimiento municipalista Ganemos –Montserrat Galcerán, Rommy Arce, Pablo Carmona y Javier Barbero–. Se da la circunstancia de que uno de los concejales que ha rechazado la exigencia de puesta en libertad de Leopoldo López, el dirigente de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid y tercer teniente de alcalde del consistorio Mauricio Valiente haya sido el encargado por la alcaldesa para la elaboración de un plan de Derechos Humanos para la capital.

No hubo división en la votación de las otras dos propuestas relativas a Venezuela que el PP incluyó en la iniciativa. El grupo municipal presidido por Esperanza Aguirre pedía en ellas invitar a miembros de la oposición venezolana como ponentes al Foro Mundial de la Paz que acogerá la capital el próximo mes de abril y plantear una moción para exigir la liberación de los presos políticos en la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas. Estos dos puntos, con el rechazo de Carmena, el resto de ediles de Ahora Madrid y el PSOE, no fueron aprobados.