Madrid

Suben las apuestas entre los grafiteros: 13.000 euros por pintar el tren de Alfonso XIII

Muy organizados, se retan para ver quién pinta más vagones del metro en menos tiempo

Muy organizados, se retan para ver quién pinta más vagones del metro en menos tiempo.

Publicidad

Los recientes ataques de grupos organizados de grafiteros en el metro de Madrid han puesto en alerta a los servicios del suburbano. Y es que, según ha podido saber este medio, llegan incluso a retarse entre ellos y hacer apuestas. Entre sus bravuconadas sugieren pintar trenes históricos restaurados recientemente, entre ellos el que inauguró Alfonso XIII en 1919 y que visitó el Rey Felipe VI con motivo de la conmemoración del centenario de metro. Incluso se atreven a ofrecer 13.000 euros a quien lo logre.

Se trata de convoys que forman parte de una exposición situada en Chamartín y cuya seguridad se ha visto reforzada. La muestra abrió sus puertas al público el pasado 17 de octubre. Destacan los clásicos modelos MR-9 y MR-6. El último de los cuales corresponde con el inaugurado por Alfonso XIII el 17 de octubre de 1919, y que cubrió las estaciones de Cuatro Caminos a Sol, siendo éste el primer tramo de la historia de la red de metro. La exposición cuenta también con otros modelos restaurados de 1927, 1930, 1940 y otro de la década de los años sesenta.

Por otra parte, fuentes del sector alertan de que también se han llegado a ofrecer hasta 2.000 euros por rociar a los vigilantes que los custodian con spray «en la cara» o «en los zapatos». Todo ello enmarcado en una serie de apuestas de varios grupos de grafiteros que se estarían comunicando a través de las redes sociales para ver quién pinta más vagones en menos tiempo.

El ataque de estos grupos va en aumento. Ya es la cuarta noche consecutiva de estos ataques. El último incidente tuvo lugar en la estación de Hospital del Henares en la madrugada del sábado al domingo, cuando un grupo de cuatro o cinco grafiteros paró un tren de la línea 7b a eso de la una y veinte de la noche pintando unos 18 metros de vagones.

Publicidad

Ese último asalto se une al más sonado ocurrido en la noche de Halloween, cuando un maquinista de la línea 12 fue obligado por una quincena de individuos encapuchados a desviar un tren a una zona más iluminada para poder pintarlo, sufriendo una crisis de ansiedad. Ese día también se pintó otro tren en la estación de Casa de Campo, donde rociaron con spray en la cara a un vigilante de seguridad que grababa la actuación. A ello se añade el acto de vandalismo del pasado viernes en la estación de Las Rozas y el de hace dos días en la estación de Marqués de Vadillo, cuando un grupo se coló en la cabina de cola del convoy y paró el tren con la alarma para, acto seguido, bajar para realizar los dibujos y los grafitis.

Además, este medio ha podido comprobar cómo distintas páginas de grafitis y grafiteros han publicado en los últimos días imágenes de los trenes pintados con las firmas y dibujos de los autores, siendo apoyadas en sus comentarios por varios usuarios de las redes sociales.

Publicidad

Para acabar con estos hechos, el Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro (SCMM) y UGT pidieron a la empresa pública que gestiona el suburbano de la capital que aumente la seguridad en sus estaciones y en los trenes, como cambiando los sistemas de apertura de las cabinas de metro para que no se pueda acceder fácilmente y también que los botones de llamada de emergencia funcionen para garantizar la seguridad de los maquinistas y pasajeros.

Por otra parte, fuentes de Metro de Madrid han expresado su preocupación «importante» por la seguridad del servicio. Asimismo, han señalado y asegurado que los sucesos han sido trasladados a Delegación del Gobierno y a instituciones judiciales para valorar qué medidas adoptar al respecto.