MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
11:47
Actualizado
  • 1

Un dragón marino en Madrid

  • Las nadadoras de sincronizadas son las protagonistas del espectáculo
    Las nadadoras de sincronizadas son las protagonistas del espectáculo

Tiempo de lectura 2 min.

20 de agosto de 2018. 10:15h

Comentada
A. Voinescu .  20/8/2018

ETIQUETAS

«Dragón, descansa en el lecho marino» es la nueva obra que produce Veranos de la Villa junto con Ciertas producciones. Nada tiene que ver con los espectáculos que se han podido ver durante este verano. La singularidad de esta actuación reside en que se realizará en una piscina y sus protagonistas serán seis nadadoras de natación sincronizada que, con sus cuerpos y sus movimientos, interpretarán a esta criatura.

Esta coreografía no busca únicamente la perfección exigida en los deportes sino que introduce la expresividad de la danza y la creatividad de la fantasía narrativa. Se apoyan en el fondo de la piscina y se despeinan, si es necesario, olvidándose de las penalizaciones que suele realizar el jurado en las competiciones en las que participan. Las nadadoras se alejan de los márgenes impuestos por la natación sincronizada para fluir en el medio acuático e interpretar la historia de un dragón marino. Consiguen, mediante la perfecta sincronía, convertirse en un único animal fantástico, no obstante, también habrá espacio para la falta de sincronía orque este espectáculo no es solo natación, es también un nuevo modo de expresarse.

Los ideólogos de esta pieza son Pablo Esbert Lilienfeld y Federico Vladimir Strate Pezdirc. Estos dos jóvenes se conocieron en la capital, estudiando Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid. Aunque compartieron carrera universitaria cada uno terminó en un campo artístico diferente. Pablo Esbert se especializó en las artes escénicas y en la música, por ello, además de dirigir esta composición, pondrá banda sonora a la coreografía.

Federico Vladimir se especializó en artes visuales y continuó sus estudios en Londres.

En el año 2014 se reencontraron y comenzaron a trabajar juntos combinando las artes visuales, el documental, la música electrónica y la danza. De la unión nace esta danza acuática tan difícil de clasificar pero que consigue aunar el deporte de élite con la pasión y la viveza que desprende la danza.

No faltará el maquillaje, el vestuario y la iluminacion que ayudarán a las nadadoras a recrear al dragón que reposa en el fondo de la piscina.

Últimas noticias