Usera: desbordada de basura

Los vecinos del distrito denuncian la inacción del Ayuntamiento frente al alarmante estado de suciedad que han alcanzado sus calles este fin de semana. El 85% de los avisos por limpieza se refiere a graves problemas en la vía pública

Imágenes de la acumulación de basura en algunas calles de Usera como las de Nicolás Sánchez, Elisa, Eugenio Caxes, Santa María de la Cabeza, Marcelo Usera o San Magín, entre otras
Imágenes de la acumulación de basura en algunas calles de Usera como las de Nicolás Sánchez, Elisa, Eugenio Caxes, Santa María de la Cabeza, Marcelo Usera o San Magín, entre otras

Los vecinos del distrito denuncian la inacción del Ayuntamiento frente al alarmante estado de suciedad que han alcanzado sus calles este fin de semana. El 85% de los avisos por limpieza se refiere a graves problemas en la vía pública

«Insostenible e insoportable». Así califican los vecinos del distrito de Usera la situación de la limpieza en sus barrios. Calles principales y secundarias comparten el mismo escenario: la basura se acumula en cualquier esquina, el entorno de la práctica totalidad de los contenedores se ha convertido en un vertedero de pequeñas dimensiones que dificulta incluso el tránsito de peatones y los restos de mudanzas y obras se acumulan semana tras semana. Es lo que denuncian quienes transitan diariamente por calles como Marcelo Usera, Nicolás Sánchez o Santa María de la Cabeza. Una situación que, según algunos vecinos, ha rebasado todos los límites este fin de semana. «Que las calles estén llenas de basura día tras día y así desde hace meses no es normal para una ciudad como Madrid», señala Sara. «No es un problema de horarios: aquí tenemos la misma suciedad de madrugada que a las cinco de la tarde y el Ayuntamiento demuestra que no tiene ninguna capacidad para hacer frente a ello», añade Miguel.

Los avisos que los vecinos de Usera han dirigido al Ayuntamiento en lo que va de año para dar cuenta de problemas en sus barrios demuestran que la situación de las calles es el principal motivo de preocupación en lo que concierne a la limpieza. Del 1 de enero al 30 de junio, un total de 1.360 quejas, peticiones, avisos y reclamaciones ha recibido el consistorio en torno a la suciedad en Usera. De todos estos avisos, el 85,8% –un total de 1.168– compartía un mismo mensaje: urgía la limpieza de una vía pública. El siguiente motivo de queja por asuntos relacionados con la limpieza queda muy lejos: 98 vecinos pidieron en otros tantos avisos la limpieza de pintadas de muros y fachadas. El resto de demandas fueron en el primer semestre de este año: la limpieza y desbroce de solar (56 reclamaciones), de excrementos caninos (9), áreas infantiles (7), zonas verdes (6), juegos para niños (6), mobiliario urbano (5), circuitos deportivos elementales (3), pasos subterráneos (1), y del cauce del Río Manzanares.

Aunque algunos vecinos reconocen que la situación durante los primeros meses de 2016 había mejorado algo, «la basura generalizada ha regresado a niveles de diciembre. En Navidades estábamos desbordados de basura y ahora volvemos a estarlo», reconoce un comerciante de la calle Marcelo Usera. Precisamente en diciembre, la empresa encargada de la limpieza viaria en Usera –Fomento de Construcciones y Contratas– sufrió las consecuencias del mal estado de sus calles. Según los datos facilitados por la alcaldesa en una de sus habituales daciones de cuenta en un pleno ordinario, las mayores sanciones en el último mes de 2015 se registran en los lotes 5 (Puente y Villa de Vallecas, Moratalaz y Vicálvaro) y 6 (Carabanchel, Usera y Villaverde), con 138.000 y 177.000 euros respectivamente.

Según el balance que ofrece el portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid sobre el volumen de avisos realizados por los vecinos, hay algunas calles especialmente penalizadas por la acumulación de basura. Ese mapa de «puntos negros» incluye un buen número de vías de Usera como Santa María de la Cabeza, Perales, Nicolás Sánchez, Mezquita, Antonio López, Cristo de la Victoria, Ferroviarios, Manzanares y Marcelo Usera.

Precisamente para hacer frente a la grave crisis de limpieza que vive Usera, este distrito es junto a Fuencarral y Centro el elegido para las limpiezas de choque puestas en marcha por el área de Medio Ambiente y Movilidad la pasada semana. En concreto, el área en la que estaba previsto realizar esta limpieza de refuerzo es la zona comercial de Usera, desde la glorieta de Cádiz a la avenida de Rafaela Ibarra y calles aledañas. De forma paralela a las labores de limpieza, se realizará también una campaña informativa en comercios y terrazas para explicar en qué consiste la medida y pedir colaboración de comerciantes y vecinos para mantener limpias las calles.Una vez finalizada esta campaña, los inspectores municipales harán un seguimiento de los trabajos realizados para comprobar si las calles que han sido limpiadas se mantienen en correcto estado.

Al respecto de esta situación, Facua Madrid reclamó ayer al Ayuntamiento de la capital «mejoras urgentes ante el grave deterioro del servicio de limpieza en las calles y recogida de residuos». Según esta asociación, se ha producido «un aumento de las reclamaciones por la deficiencia de estas prestaciones». En el comunicado hecho público ayer por esta entidad, insisten «en la degradación del servicio municipal de limpieza viaria» y ponen el acento en que, «a pesar del cambio en el equipo de Gobierno de 2015, no se han recuperado ni los empleos perdidos en el sector ni se han reforzado los servicios ofrecidos para mejorar la limpieza de las calles». Por todo ello, la asociación «instó a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, a que apueste por un servicio de limpieza de mayor calidad y que suponga un menor coste para los contribuyentes y que tome las medidas necesarias para restaurar un servicio mermado por los sucesivos recortes de años anteriores».

Anuncios de prostitución

Al margen de la limpieza de las calles, los vecinos de Usera también reclaman del Ayuntamiento más «mano dura» con aquellos que reparten publicidad sobre negocios relacionados con la prostitución en los parabrisas de los coches, en las paradas de autobuses o en cualquier muro del distrito. Reclaman que el consistorio cumpla con la modificación de la ordenanza aprobada en el Pleno del pasado mes de noviembre, cuando todos los grupos se pusieron de acuerdo en la necesidad de perseguir esta publicidad al incluirla en la categoría de «ilícita».

La edil del distrito y «la connivencia» de los inspectores

En el Pleno del distrito de Usera del pasado 6 de julio, la concejala-presidenta Rommy Arce acusó a los trabajadores municipales que realizan labores de inspección en los barrios de actuar en connivencia con las contratas que se encargan en este distrito de la limpieza de calles y jardines. Una acusación a los inspectores de la basura, de los que vino a decir que están «comprados», que los representantes de la oposición condenaron. El edil del PSOE en el distrito, Ignacio de Benito, aseguró entonces que «una persona de su cargo no puede poner en duda a los funcionarios». El edil del PP Borja Fanjul pidió a Arce que se reafirmara o retirara su acusación del acta del pleno del distrito.