Vicálvaro, único distrito con «cultura de barrio»

La Asociación Vicus Albus cumple 36 años

El guardia civil retirado Valentín González es un apasionado de la historia y cultura de su municipio
El guardia civil retirado Valentín González es un apasionado de la historia y cultura de su municipio

La Asociación Vicus Albus cumple 36 años.

Valentín González es un hombre tan peculiar como apasionado. Se le podría calificar como todo lo contrario a alguien anodino. De profesión, guardia civil retirado. De pasión: «director, presidente, portavoz, secretario y conserje» de la asociación de utilidad pública municipal, Vicus Albus. Lleva 36 años tras las huellas del pasado, «dedicados a profundizar en las raíces históricas de Vicálvaro». Entramos en esta suerte de «museo», único en toda la Comunidad; ningún distrito ha potenciado tanto la «cultura de barrio».

Ubicado en la calle Villajimena 9, este espacio se renovó en 2015, tras obtener una subvención del Ayuntamiento de poco más de 50.000 euros aprobada por la Junta de Vicálvaro, que tenía entonces a Carmen Torralba (Partido Popular) al frente y que se hizo efectiva con la dirección de Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid). Carmena visitó las instalaciones en febrero y «quedó muy sorprendida».

De primeras, la fachada llama la atención. Nadie se espera un graffiti de grandes dimensiones y azules electrizantes en la pared principal de un museo. Su gerente está encantado. «¿Esto? ¡Dos jóvenes vilcalvareños me lo hicieron gratis! Bueno, les pagué los botes de espray». Asegura que, desde entonces, no ha tenido que dar «ni un brochazo» porque no padecido más episodios de «vandalismo pictórico». Lo que sí han sufrido han sido dos robos e incluso intentos de «hackeo» a su página web.

Al atravesar la puerta metálica, nos asaltan emociones que cabalgan entre la sobreestimulación –decenas de objetos extravagantes abarrotan estanterías, suelos y paredes– y la más profunda de las curiosidades. Sin embargo, no es necesario poseer conocimientos en Historia para darse cuenta del valor de esta colección: fotografías, documentos... El espacio está dividio en salas temáticas. La primera narra los orígenes históricos de Vicálvaro (que antaño poseía una gran mina de sílex). A su vez, la sala está dedicada a la etnografía y alberga herramientas agrícolas y panaderas (cuando era municipio, el trigo de Vicálvaro se exportaba a Madrid); del médico, del peluquero, del colegio...

La siguiente parada es el hall de entrada y está dedicada al transporte. Destacan los objetos dedicados al tren de Arganda y una pieza de la primera parada del autobús. El tercer espacio es un pasillo dedicado casi por entero a las labores de recuperación y restauración que ha realizado la asociación desde 1982: elementos de la reinaugurada Ermita de la Soledad o la desaparecida pila bautismal de la despoblada aldea de Ambroz, que acapara todas las miradas.

Los elementos de mayor dimensión se encuentran en el patio. Impactan la estela funeraria de un batallón de la Legión Cóndor fallecido en accidente aéreo en 1939, en Vicálvaro, y un obús cedido por el Ministerio de Defensa. Además cuenta con un archivo celosamente recopilado: 222 cajas repletas de documentos con referencias al distrito (antes municipio).