MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
15:47
Actualizado
  • 1

La siniestralidad laboral cuesta a las arcas de la Región más de cien millones al año

El Ejecutivo murciano presenta un Plan de Prevención de Riesgos que incluirá las propuestas de la patronal de empresarios y los sindicatos con el fin de «evitar los dramas humanos y sociales que supone cada accidente»

  • La Razón. Imagen de la reunión del Consejo Asesor de Seguridad y Salud Laboral, presidido por el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán
    La Razón. Imagen de la reunión del Consejo Asesor de Seguridad y Salud Laboral, presidido por el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán
Murcia.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de mayo de 2018. 20:02h

Comentada
A. G. Valenzuela .  Murcia. 26/5/2018

Durante el primer trimestre del año, el número de accidentes con baja en jornada laboral en la Región de Murcia fue de 3.995, lo que supuso un descenso del 5,8 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, que fue de 4.229. Esto, sumado al resto de accidentes laborales durante todo 2017, causó un perjuicio para las arcas de la Comunidad de 114.764.151 euros, entre servicios sanitarios y jornadas laborales no trabajadas.

Así se desprende del informe elaborado por la Consejería de empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente que fue presentado ayer en el Consejo Asesor Regional de Seguridad y Salud Laboral, donde también se abordaron los datos estadísticos oficiales recopilados por las mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

De esta forma, la Comunidad expuso tanto a la patronal de empresarios como a los sindicatos el borrador del Plan Estratégico de Prevención de Riesgos Laborales para el periodo 2019-2021, con el objetivo de «poder evitar dramas humanos al tiempo que se hace una inversión muy rentable desde el punto de vista económico».

El consejero de Empleo, Javier Celdrán, explicó que el promedio en la Región es que cada accidente genera 30,6 días de baja para los ocurridos en la jornada laboral y una media de 40,3 para los que han tenido lugar «in itinere». De esta forma, en 2016 se sumaron un total de 640.044 jornadas no trabajadas y tuvo un coste estimado de más de 51,6 millones de euros.

«Es demasiado el coste humano para las víctimas y sus familias y es necesario actuar en prevención. Por ese motivo, hemos presentado hoy un borrador de Plan de prevención con el que esperamos reducir tanto los dramas humanos y sociales, como los económicos».

Seis ejes de actuación

La propuesta de la Consejería se basa en seis ejes de actuación para que tanto los empresarios como los sindicatos puedan diversificar sus iniciativas. Así, el Plan contempla la incidencia en la formación de técnicos y trabajadores en prevención de riesgos laborales; la investigación; la divulgación; el control a las empresas y los servicios de prevención ajenos; el apoyo a la gestión de la prevención; y los incentivos a la cultura preventiva que evite la siniestralidad.

«A partir de esta base trabajamos conjuntamente para que todos aportemos y nos impliquemos en evitar cualquier siniestro laboral y en hacer de los puestos de trabajo lugares saludables y con el mínimo riesgo».

Costes por accidentabilidad. Tal y como se detalla en el informe de las mutuas, a los más de 51,6 millones de euros de media al año que generó la suma de accidentes en 2016, también hay que añadir los más de 17,3 millones en coste sanitario por atención ambulatoria y hospitalaria por las lesiones causadas en los siniestros o por enfermedades profesionales.

Asimismo, las pensiones por incapacidad permanente por un accidente laboral se estimaron en 3.967, con un importe anual de más de 45,7 millones de euros.

Últimas noticias