Política

Las palmas, la «borrica» y los verdes abren la Semana Santa

Todas las poblaciones de la Región acogen las procesiones de la entrada de Jesús a Jerusalén

Las ciudades de la Región se llenaron de palmas y ramas de olivo en un Domingo de Ramos en el que se celebra la entrada de Jesús a Jerusalén
Las ciudades de la Región se llenaron de palmas y ramas de olivo en un Domingo de Ramos en el que se celebra la entrada de Jesús a Jerusalén

Todas las poblaciones de la Región acogen las procesiones de la entrada de Jesús a Jerusalén

La tradicional bendición de las palmas y ramas de olivo del Domingo de Ramos dieron paso a las procesiones matinales en numerosas poblaciones de la Región, en las que la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén a lomos de la borrica, pusieron el preludio a los días de la Semana Santa.

En la Eucaristía celebrada en la catedral de Murcia, el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, hizo un llamamiento a los cristianos para que «se conviertan en verdaderos testigos de lo que han visto y oído» durante los días de Pasión.

En San Pedro del Pinatar, la procesión de Las Palmas y Jesús Triunfante congregó a cientos de fieles que acompañaron la imagen de Jesús a lomos de la borrica desde el templo de San Pedro Apóstol hasta la iglesia de la Santísima Trinidad.

En Lorca el presidente de la Región, Fernando López Miras, participó en la bendición que se celebró en la sede del Paso Blanco como aperitivo de la procesión del Pueblo Hebreo que inundó las calles de la ciudad tras la recogida de las banderas. Este grupo bíblico es el más antiguo de los que salen en Lorca. Su origen se remonta a 1855. Por la noche, el Paso Azul escenificó la civilización egipcia.

En Cartagena, en un desfile sin capirotes, los niños fueron los protagonistas de la festiva jornada. Ataviados con los colores de las agrupaciones de la Cofradía California, llevaron el orden con la misma seriedad y rigor de los mayores.

Por la tarde en Murcia las calles del centro histórico se llenaron de terciopelo y raso verde con la procesión de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Esperanza y la Santísima Virgen de los Dolores, compuesta por más de mil hermanos, repartidos en ocho hermandades. Fue fundada en 1754 y entre sus ocho pasos cuenta con tres realizados por Francisco Salzillo.

Este año se han incorporado un gallo nuevo para el paso de San Pedro, dos faroles de plata que acompañan a la Cruz guía y varales nuevos de plata para los estandartes.