MENÚ
martes 23 julio 2019
04:03
Actualizado

Las últimas heladas provocaron unas pérdidas de más de 27,4 millones de euros

Las zonas más afectadas son la Comarca del Río Mula, el Noroeste y Alto Guadalentín, donde el albaricoque, melocotón, nectarina y almendro se sitúan como los cultivos más dañados

  • El consejero Miguel Ángel del Amor durante la presentación del balance de daños y pérdidas por las últimas heladas en la Región
    El consejero Miguel Ángel del Amor durante la presentación del balance de daños y pérdidas por las últimas heladas en la Región /

    La Razón

Murcia.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de abril de 2019. 12:23h

Comentada
R. M.  Murcia. 4/4/2019

Las pérdidas generadas en los cultivos de la Región que han sufrido las primeras heladas de la primavera ascienden a 27.461.357 euros. Esta última semana, se ha llegado a alcanzar unas temperaturas mínimas de hasta cinco a grados bajo cero.

En concreto, el Noroeste de la Región acumula unas pérdidas por valor de más de 10,7 millones de euros; la Comarca del Río Mula, más de 8,8 millones; el Altiplano más de 7,07 millones, y el Alto Guadalentín, 794.723 euros en daños.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, informó hoy de los datos recopilados y explicó que los cultivos más dañados han sido, por orden de pérdidas, el albaricoque en regadío, con 8.720 toneladas; el melocotón, con 4.484; la nectarina, con 1.491 y el almendro en secano, con 1485 toneladas dañadas.

Asimismo, Del Amor confirmó que “el cien por cien del albaricoque se ha perdido en Bullas, Caravaca de la Cruz, Cehegín y Moratalla; así como el cien por cien de melocotón en Mula y el 98 por ciento de la nectarina en Jumilla”.

En relación a las superficies más afectadas destacan Mula con 5.160 hectáreas, Jumilla (2.968), Lorca (1.250), Caravaca de la Cruz (1.859), Yecla (850), Cehegín (840), Moratalla (716), Bullas (526) y Pliego (187 hectáreas).

Del Amor volvió a recalcar que “pediremos al Ministerio de Agricultura que aplique la reducción de los módulos fiscales para las explotaciones y actividades agrarias afectadas y la disminución de los índices de rendimiento a efectos del IRPF y del IVA”. Además, solicitó la exención de las cuotas del IBI de naturaleza rústica para las parcelas dañadas, así como la reducción del precio del gasoil agrícola. Como medida laboral, el consejero también destacó “bonificación de las cuotas a la Seguridad Social de los afectados”.

Últimas noticias