López Miras presidirá la Región con «menos impuestos y más empleo»

La vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría asistirá el miércoles al acto de toma de posesión en el Palacio de San Esteban

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, tras su proclamación en la Asamblea Regional
El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, tras su proclamación en la Asamblea Regional

La vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría asistirá el miércoles al acto de toma de posesión en el Palacio de San Esteban

Respaldo «popular». Eso es lo que recibió ayer el ya elegido presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, tras resumir las líneas generales de su discurso de investidura en la Asamblea Regional, basadas en la bajada de impuestos, minutos antes de que la mayoría simple de la Cámara ratificara su cargo. Mucho más seguro de sí mismo, y con un discurso contundente, respondió a las críticas de la oposición que le acusaron de haber defendido una línea de gobierno idéntica a la de otros presidentes. «Sería irresponsable pensar que me iba a presentar sin el programa que votaron los murcianos, sin el que ha hecho que la Región sea líder en creación de empleo y crecimiento económico, fruto del trabajo del PP durante estos año».

Consiguió que, en diez minutos de exposición, la bancada popular aplaudiera hasta cuatro veces sus propuestas centradas fundamentalmente en la fórmula «menos impuestos igual a más empleo», a través de proyectos como la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la revisión del tramo del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio.

Se refirió de nuevo a los asuntos centrados en el avance de infraestructuras importantes para la Región, como la llegada del AVE, la apertura del Aeropuerto de Corvera, o el desarrollo del Corredor Mediterráneo. Y de igual forma lo hizo con la agricultura que, en un llamamiento a los agricultores, aplaudió que «no hayan tirado la toalla en ningún momento», reivindicando así la lucha por exigir el agua que necesitan.

Y lo mismo con lo referente a la financiación autonómica. López Miras admitió que estos son algunos problemas que padece la Región desde hace años, pero recordó que el hecho de que «se lleve tiempo hablando de estos temas, no quiere decir que tengamos que desistir, sino todo lo contrario, centrarnos mucho más y trabajar más por los ciudadanos de nuestra Comunidad».

Incidió en la desestacionalización del turismo, y defendió que la situación del Mar Menor «no es problema de esta legislatura, ni de los últimos diez años. No es problema del PP, pero les prometo que será con un Gobierno del PP con el que se solucionen los problemas de la laguna salada».

Asimismo lo dijo de la Educación y la Sanidad. De la primera, anunció que defenderá la concertada como el símbolo «de que los padres se sientan libres de elegir, algo que no está en contra de la enseñanza pública». Sobre la segunda, aseguró que la Región cuenta con los profesionales sanitarios mejor valorados de España.

El presidente también mencionó a los grupos parlamentarios de la oposición, ante quienes se presentó como una persona «responsable y respetuosa» que no entiende la política como «el arte de arrojar las miserias» o que basa el ataque personal bajo el paragüas de su estrategia política. «Se equivocan si creen que encontrarán un actor en sus ‘shows’, y no lamento haberles decepcionado, porque no está entre mis objetivos divertirles».

Lucha contra la violencia de género, la inserción de las personas en riesgo de exclusión, la pobreza energética o la transparencia de las Administraciones, junto a las anteriores, fueron las cuestiones sobre las que el presidente dijo «tener la mano tendida, pero también firme» para buscar la colaboración y el apoyo de la Cámara. «Servir a esta Región y serles útil será lo más importante que haga en mi vida».