El PP arranca el pacto con las prioridades que frena la Junta

Zoido reclama no confrontar en los proyectos «fundamentales»

El alcalde destacó ayer la necesidad de «fomentar acuerdos» en beneficio del interés general y llamó a excluir de la confrontación proyectos «fundamentales». «¿Qué sentido tiene que no se pueda vender el edificio de La Gavidia, cuando hay empresas interesadas en la compra y en crear empleo? ¿Por qué no despejar el horizonte de los suelos de Ikea?», dijo. «Tenemos que desbloquear temas concretos, avanzar y llegar a acuerdos con el Gobierno de España y la Junta», añadió Zoido.

El preludio del «pacto por Sevilla», que surge en paralelo al regional y nace de una petición del PSOE, finalmente sí contó con fotografía de los portavoces Juan Bueno (PP), Juan Espadas (PSOE) y Antonio Rodrigo Torrijos (IU).

El PP asistió a la primera reunión «con el ánimo de analizar y abordar asuntos de interés para Sevilla» y «abierto al diálogo, con la mano tendida y con ánimo de consenso». El PP resaltó que «hay proyectos estancados que no requieren consignación económica sino voluntad política y disposición de todas las administraciones». «Para Sevilla es prioritario el empleo y las políticas sociales», señalaron los populares, recordando los 89.332 desempleados registrados en enero.

El empleo y las infraestructuras son el primer punto clave para el PP. A pesar de que «las competencias en materia de empleo no corresponden a la Administración local, este Ayuntamiento trabaja día a día para fomentar y contribuir, en la medida de lo posible, a la creación de empleo», señaló. «Para poner en funcionamiento un plan de fomento del empleo es fundamental e imprescindible el desbloqueo de proyectos como La Gavidia, Altadis e Ikea», indicó.

«El impulso a la formación para el empleo», con las escuelas taller y talleres de empleo, es otro de los puntos álgidos para el consenso. «La Junta debe concretar cuál es la dotación presupuestaria correspondiente en plazos razonables de tiempo así como con cuántas escuelas y talleres vamos a contar», subrayó. «El apoyo del Estado para la continuidad» del proyecto Redes y «las pymes como motor de la economía» , que «necesitan el apoyo sin fisuras de todas las administraciones», son otras de las reclamaciones de los populares.

El PP especificó que «la creación de miles de puestos trabajo depende del inicio o continuidad de infraestructuras y proyectos necesarios» como el metro –tras «tres años de paralización de las obras», hay que «recuperar al ritmo que marca la situación económica la ejecución progresiva de la red»; la ampliación de la línea de Cercanías; la Ciudad de la Justicia; la recuperación del río; la Zona Franca; la finalización de la SE-35; las Reales Atarazanas; la Estación de Autobuses del Prado; y el Parque Tecnológico Cartuja. «Un ejemplo de que los proyectos pueden resolverse de manera positiva con voluntad política es el Centro de Interpretación del Mudéjar», abundó el PP.

La segunda prioridad para el PP son las políticas sociales, «para continuar ofreciendo ayuda a los que más lo necesitan». En este ámbito, los populares recalcaron que «hay proyectos que llevan años estancados, citando el Plan Integral del Polígono Sur; el Plan Integral Tres Barrios-Amate; El Vacie; la Ley de Dependencia, con «la dotación presupuestaria correspondiente»; la coordinación y cofinanciación de programas de protección de desfavorecidos; y los desahucios, con el objetivo de «poner en común el parque público de viviendas vacías de todas las administraciones» implicadas. El PP no modificará su política fiscal, pero en la siguiente reunión presentará un documento del que se deducirá un plan de empleo.